twitter  facebook   youtube instagram  googlepic 

COMEDOR SAN FELIX DE CANTALICIO

Breve reseña histórica

El comedor San Antonio de Padua funciona desde hace aproximadamente 10 años. Desde sus inicios brindaba de comer a niños pertenecientes a las escuelas del sector. Con la llegada de las vacaciones en enero 2020, cesó por vacaciones escolares.

En marzo de este año el país y el mundo entero se vio azotado por la pandemia del covid 19. Con esta pandemia muchas personas, tanto migrantes venezolanos como ecuatorianos, perdieron sus empleos quedándose sin el sustento diario.

A raíz de esto, se hizo una evaluación para reabrir de manera urgente el servicio del comedor para los afectados por este mal mundial. El lunes 18 de mayo el comedor San Antonio de Padua llevado por los hermanos de la O.F.S., conjuntamente con la Fraternidad, por razones de bioseguridad se decide entregar a los hermanos Capuchinos el comedor. Para un mejor servicio, y sintiéndonos identificados con nuestro carisma, toma el nombre de “San Félix de Cantalicio”, que abre sus puertas.

Desde ese momento se atienden entre 90 y 100 personas, en su mayoría migrantes venezolanos, tomando las respectivas medidas de bioseguridad, recibiendo las tarrinas de los beneficiados comensales y quienes se retiran luego de recibir la comida (no comen en el lugar). En el comedor prestan sus servicios de manera voluntaria y muy cordial 3 personas: La señora Cielo Molina de 73 años, quien pertenece a la Orden Franciscana Seglar y ejerce esta labor desde hace más de 5 años. También están en el comedor la señora Marisol Puerta y el señor Manuel Herrade, ambos migrantes venezolanos. Estas 3 personas, de lunes a viernes, hacen posible que llegue a los hogares la comida necesaria para el almuerzo.

El comedor se sustenta de las colaboraciones y donaciones que generosamente se reciben de personas que tienen a bien dar un poco de sí, para dar una mano amiga a quienes hoy día pasan por circunstancias adversas.

Con el ánimo de llevar un poco de alegría en estos tiempos tan duros, en esta navidad se realiza- ron algunas actividades propias de esta época, tales como entrega de juguetes, tortas, fundas de caramelos, entre otros, a los hijos de las familias que están registrados en el comedor. También cada familia recibió una canasta con productos de primera necesidad. Todo esto ha sido gracias al aporte personas que mayormente de manera anónima desean apoyar para que otros reciban bienestar.

El personal de servicio manifiesta que viene un nuevo año donde continuaran con algunas dificultades, pero estando seguros y convencidos con la confianza en Dios, que seguirán adelante brindando este servicio con la misma dedicación y empeño. El comedor San Félix de Cantalicio cuenta con Cielo Molina, Marisol Puerta y Manuel Herra, así como con la ayuda de los herma- nos capuchinos del convento de Portoviejo. Toda la fraternidad ha puesto lo mejor de si para que la obra sea para beneficio de todos.

Germán Artega

 

Visitas:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador