twitter  facebook   youtube instagram  googlepic 

LA CUARENTENA EN LA FRATERNIDAD DE PLAYAS

¿Qué hemos hecho en esta larga cuarentena cuasi-cartujana los hermanos de Playas? Lo prime- ro, cumplir todas las normas del Ministerio de Salud. El que suscribe no ha pisado la calle hasta hace unos días.

Los Hnos. Roberto Vargas y Rodolfo Arteaga consiguieron los salvoconductos necesarios para movilizarse en el cantón Playas. Lo han utilizado con frecuencia por motivo de defunciones y ayuda a necesitados de la parroquia.

Los días ordinarios celebramos la Eucaristía a las 7h00 en nuestra capilla con las Hermanas del Dispensario vecino. Los miércoles lo hacemos en la capilla de su casa. Los domingos conce- lebramos en la iglesia. Roberto, que es perito en nuevas tecnologías, pone todo a punto para transmitir la Misa por celular. Conectan entre 100 y 120 parroquianos. Hacemos igualmente el Via Crucis en la iglesia los viernes por la tarde. Las hermanas dirigen el Rosario todos los dias por los parlantes exteriores de la iglesia.

El tocayo, como párroco dinámico, se mueve desde el principio para conseguir kits de alimen- tos. Hay muchos parroquianos necesitados. En una ocasión consiguió 250 kits de alimentos. En menor cantidad y ocasionalmente, de guayaquileños que solían venir a nuestra iglesia. Últi- mamente se ha conectado con un hacendado de Santo Domingo que nos ha dado mil litros de suero lácteo con vitaminas y proteínas, envasado para el comercio.

Los primeros días estuvieron envueltos en angustia porque eran muchos los enterrados en el cementario. Se abrieron 120 fosas. La alarma cundió en Playas, pero el problema es que muchos de Guayaquil trajeron los muertos por covid-19 a Playas, por no poder hacerlo en Guayaquil, cuyo cementerio estaba saturado. En Engabao se dieron bastantes casos. Pasan de 60 los falleci- dos. Dos de ellos, en días diferentes, regresan del hospital de Guayaquil y derechos a la cantina para celebrarlo. Ahí mismo cayeron muertos. Era doloroso ver las intenciones de la Misa domi- nical transmitida: cuatro o cinco fallecidos por covid cada semana.

El fallecimiento del Hno. Luis Carrillo ns conmocionó a todos. Concelebramos la Eucaristía por él y la transmitimos para que tantos amigos como tenía pudiesen encomendarlo al Señor. Hablamos por teléfono con su hermana Cecilia y nos confirmó que ya había tenido Lucho más de un susto por su corazón. Muchos lo siguen llorando. Él fue mi primer novicio en Pifo, y juntos estábamos en La Armenia cuando recibió la Ordenación sacerdotal.

Para la solemnidad de Corpus Christi, el párroco con los catequistas adornaron el carro para poder llevar el Santísimo por las calles de la parroquia.Por la tarde se realiza sin aglomeración de gente, precedidos por el carro de la policía. Los fieles se hacen presentes en las aceras, puertas y ventanas de las casas. La Hna. Ninfa acompaña con voz vibrante los cantos y rezos. Dos horas de recorrido y sin ningún incidente. A continuación, la Misa trasmitida.

El Hno. Roberto, en una mañana maratónica recorre con el Santisimo todos los recintos, ex- cepto los más alejados: San Roque y Ayalán. Una mañana muy prolongada, pero consiguió que todos los recintos tuviesen la visita del Santísimo.

El párroco anda metido de lleno en la señalización de la iglesia. Ha retirado la mitad de las bancas y ha puesto sillas. Todo con las señales adecuadas y la separación de 2 metros. Consigue también los insumos para las personas antes de que entren a la iglesia: "pistolas" para medir la temperatura, alcohol para las manos y para la asepsia del calzado. Con una pequeña máquina a motor a la espalda, fumiga toda la iglesia en pocos minutos.

La iglesia está abierta todo el día para las personas que se acercan a rezar, confesarse o comulgar. Siempre con el previo saneamiento antes de entrar. Muchas personas lo hacen, sobre todo los jueves por la tarde que se expone el Santísimo. Ha hecho un convenio con la radio de Playas para la Catequesis: todos los días entre semana, media hora por la tarde se dará la instrucción correspondiente. Cada día para un grupo; en conjunto para las dos parroquias. La radio lo hace gratuitamente como servicio social. Comenzará el primer lunes de julio.

Llega el domingo, 28 de junio. Sin apenas notificación, se abre la iglesia para la celebración de la Eucaristía con público. Misas a las 9h00, las 11h00, a las 16h00 y 18h00. Los catequistas se es- meran en la puerta de la iglesia para las diligencias de asepsia. Todo marcha como la seda. En la Misa primera no permiten entrar a 5 personas por no llevar mascarilla. La Comunión se reparte sin que los fieles se muevan de su sitio. El sacerdote es el que se mueve para dar la Comunión a quienes se quedan de pie. Todas las Misas se llenan, excepto la de las 16h00 (¡Hora intempesti- va!) con la mitad de aforo. Caben 100 personas. No hay visitantes de Guayaquil porque sigue la prohibición de circular carros y buses en domingo.

Hemos podido comprobar que muchos fieles tenían hambre de Eucaristía.

Rodolfo Erburu

 

Visitas:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador