twitter  facebook   youtube instagram  googlepic 
Estimados hermanos:
En cada rincón del planeta, Cristo Jesús sigue recorriendo un interminable viacrucis, en el calvario íntimo de tantos niños, jóvenes y ancianos, y de miles de hogares y pueblos marginados o descartados de la sociedad.
Vivimos en un mundo contradictorio, porque mientras nos preocupa y alarma la superpoblación, los altos índices de pobreza, de analfabetismo y destrucción del medio ambiente, al mismo tiempo se invierte miles de millones de dólares en armamento, en la implementación de grandes petroleras, de inmensas empresas madereras, mineras, pesqueras, etc., y en lujoso despilfarro de unos pocos, impulsados por la voraz sociedad consumista y hedonista, que cada vez va invadiendo más fuertemente los bolsillos de todos.
Desde hace muchos años se ha proclamado los derechos humanos, y, sin embargo, no se respeta el más elemental derecho a la vida. Con razón, el actual Papa Francisco, afirma que nos encontramos dentro de una “cultura del descarte”. La sociedad se mueve en términos de eficiencia, producción y calidad, y como el niño y el anciano, no producen, los órganos socio-económicos, los descartan, aniquilan y matan con el aborto y la eutanasia.
Todos somos culpables del dolor del mundo y de los abruptos cambios climáticos a nivel mundial. Cada día contribuimos a destruir el hermoso universo que Dios puso en nuestras manos. Dios lo hizo con infinito amor y sabiduría, dotándole de una increíble armonía, pero es el hombre el que ha ido desarticulando esa armonía con la contaminación, abuso y destrucción de la Casa de todos: el maravilloso Universo.
Somos invitados a tomar conciencia de nuestra responsabilidad: si amamos la vida, tratemos de cuidarla, defenderla y hacerla crecer en todos sus niveles; si queremos la paz, luchemos por ser más hermanos, más hijos de Dios, más justos, honestos, responsables, respetuosos, solidarios y caritativos. Es lo que vamos a meditar, mientras acompañamos a Jesús en su camino hacia el calvario que culmina en la resurrección y la vida.

Visitas:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador