SEMANA DE FORMACIÓN PERMANENTE
12-16 de mayo 2014
San Rafael, 12 de mayo de 2014

Después del almuerzo, se pensaba iniciar a las 15h00 la semana de formación permanente; mas no fue posible porque los hermanos que viajaban desde el oriente, no llegaban por inconvenientes durante el viaje a Quito.
Se aprovechó para hacer deporte y compartir entre los hermanos que estaban presentes. A las 18h00 se tuvo la celebración de la Eucaristía presidida por el hno. Eugenio Jáuregui. Él nos invitó a comunicar las vivencias que cada hermano trae consigo, además, de animarnos mutuamente y de abrir nuestro ser para acoger lo que el hno. Rubens viene a compartir con nosotros.
En seguida de la cena, los hermanos presentes, se reunieron en el salón. El hermano Vicente Quisirumbay, inició con la bienvenida, e invitó con deseo ardiente a descubrir a Jesús mediante la formación, el encuentro con los hermanos, el diálogo fraterno y la celebración eucarística. Agradeció al hermano Rubens por haber aceptado la invitación de compartir con los hermanos de la Custodia del Ecuador la semana de formación permanente.
El hermano Juan Jima, dio algunos avisos en torno a la organización de las comisiones y del horario para la semana; respecto del horario, los hermanos sugirieron que el día viernes la conclusión de la asamblea fuera a las 13h00, y no a las 18h00 como se había indicado en la organización de la carpeta. En seguida, Rubens, presentó la metodología que propone para la semana en torno al tema “Lo reconocemos al partir el pan, experiencia de fe del hermano menor capuchino en cada una de las etapas de la vida”.
El tema tiene como objetivo conocer la historia personal del hermano juntamente con la vivencia de la fe que ha adquirido hasta ahora empezando con la familia, con los padres, con la sociedad y con el proceso vocacional, en lo que se refiere con las etapas de formación inicial y la permanente. A las 21h00 se retiraron los hermanos a descansar, a excepción de los hermanos que estaban en el consejo de presidencia para discutir y reformar los horarios. Los hermanos que venían del oriente llegaron a las 22h00.

San Rafael, 13 de mayo de 2014
Con la oración de la mañana dirigida por la comisión de formación, se dio paso a la dinámica de este día en torno al texto de Lucas 24, 13-35 “Camino de Emaús”; que nos presenta el encuentro de Jesús con los discípulos de Emaús. A las 9h00 se inició la primera sesión de la semana de formación con el hno. Rubens.
En este primer momento se tiene en cuenta las relaciones a partir de los sistemas. Para ello se utiliza la Psico-sociología. Se desarrolla la temática entorno a: “La Aproximación de Jesús a los dos Discípulos”, para ello, en un papel, se dibujó en un círculo (dinámica de la pizza), la distribución de nuestro tiempo: pastoral, vida fraterna, paseos, encuentros, diálogos, tv, intenrnet. Vida espiritual: oración, sacramentos, lectio, etc.
Después de la distribución que cada uno hizo de manera personal, se prosiguió a compartir con el hermano más cercano. La realidad muestra que somos fruto de un sistema social, que día a día se construye alrededor de la felicidad momentánea, como sexo, libertad, confort y autonomía financiera, que afecta a nuestros Consejos Evangélicos.
Rubens invitó a hacer una auto-percepción y auto-concepto de lo que cada uno piensa, lleva, siente y dice sobre sí, y que tiene que ver principalmente con las auto-reglas impuestas por uno mismo; y por otra parte, a concienciar las reglas sociales que intervienen en la historia personal de cada hermano, hetero-concepto que también influye en la personalidad. La afectividad es una dimensión que ayuda a vivir la espiritualidad, la manera cómo es afectada y cómo se afecta la historia personal y comunitaria.
Por consiguiente, es importante conocer el mundo de los afectos, y la manera en que se los fue adquiriendo a lo largo de la historia personal. Después del refrigerio, los hermanos se dividieron en 4 grupos generacionales para trabajar las preguntas hechas por el hermano Rubens. Se compartió el proceso que cada uno lleva de manera personal, teniendo en cuenta la distribución de su tiempo (krónos y kairós); a las 12h00, los secretarios de cada grupo compartieron los aportes que se suscitaron. Antes del almuerzo se dieron unas indicaciones que había decidido el consejo de presidencia, entre ellas, adelantar ½ hora en la mañana, y empezar las charlas desde las 8h30, aprovechar la tarde del jueves para la formación de modo que los hermanos que viven lejos puedan regresar después del almuerzo del día viernes.
Cada uno de nosotros volvemos a casa –a Emaús– de una forma negativa porque no tenemos en cuenta lo que Jesús nos prometió. Con esta temática se inició el segundo momento del encuentro. Rubens invitó a los hermanos a elaborar un collage donde se colocaran características principales de los personajes que intervinieron en la familia; además, se respondió a tres preguntas principales: 1) ¿Quién soy yo para Dios?, 2) ¿Quién es Dios para mí? y 3) ¿Dónde interviene Dios con respecto a la historia personal? Contestadas las preguntas, se dio un espacio para compartirlo en grupo de tres personas.
A las 17h00 fuimos a ver la película “Como agua para chocolate”, vimos la mitad de la película ya que a las 18h15 se tuvo la eucaristía celebrada por nuestro hermano de la provincia de Chile, Miguel Ángel Áriz. En seguida, después de la cena, nos congregamos en el salón para acabar de ver la película que se había iniciado. Al terminar, se hicieron comentarios alrededor de los personajes y hechos de la película. Algunos hermanos se retiraron a descansar luego de haber culminado el diálogo que recogió los momentos vividos durante el día.
 
San Rafael, 14 de mayo de 2014
La oración estuvo animada por la comisión de apostolado y misión. La reflexión y el trabajo de la mañana se dieron en torno al periodo vocacional dentro de la familia capuchina. El texto que ayudó a iluminar fue la parábola del trigo y la cizaña, Mt 13, 24-30. Se hicieron algunos bosquejos, con algunas líneas ya dadas y marcadas en el papel, que ayudaron a representar algo que tenía que ver la vida del hermano con la Orden; cada bosquejo era una representación de la acción personal en la historia y el proyecto de la Orden. Los proyectos personales son importantes para integrarlos no sólo en el proyecto comunitario o en el proyecto de la Orden, sino en el proyecto del reino de Dios.
El momento en que Jesús llama a los discípulos en el camino, ellos lo escuchan porque guardan silencio y atienden a lo que les dice. Así, por analogía, se pide disminuir en lo posible el ruido para escuchar lo que Dios nos quiere dar a conocer el día de hoy. En lo cotidiano Dios se manifiesta, pero hace falta estar atento y dar el paso para acogerlo. Dios está en la vida de los jóvenes que se acercan a nuestras fraternidades; los jóvenes son en ocasiones idealistas, quieren las cosas sin hacer un esfuerzo. El discernimiento es importante en las etapas de formación pues, a partir de las limitaciones, se sale al encuentro de Dios. No se pierde el protagonismo cuando se tiene un acompañamiento. Debemos darnos cuenta que la iniciativa parte de Dios y que cada uno responde libremente a la fe que se le muestra en el camino.
Los textos que ayudaron a iluminar en esta mañana son: Ex 3, 1-6 “la fe en el camino cotidiano”; 1 Cor 13, 11-13 “la madurez de la fe”; 2 Cor 12, 9-12 “debilidad del hombre y fuerza de Dios”; Mt 13, 24-30 “proceso de madurez, lo que es don, carisma, trigo y lo que es cizaña”; Lc 19, 1-10 “percibir lo que en Jesús es bueno”.
  • Hasta las 11h30 se dio tiempo de desierto personal, y luego nos reunimos por fraternidades para trabajar sobre los siguientes puntos:
  • Retomar el punto de partida y percibir como se ha caminado del Seculum a la Orden, se tiene en cuenta la tercera carta de Clara a Inés. (3 CtaCla)
  • Mirando el camino, ¿Se percibe la iniciativa de Dios en la disposición del fraile?
A las 15h00 nos reunimos para presentar alguna anécdota de los inicios de la vocación de los hermanos en unión con sus diferentes procesos en la formación. El orden del compartir por fraternidades se realizó de la siguiente manera: Playas Villamil, Curia, Nuevo Rocafuerte, Portoviejo, Guayacán, Ibarra, Nuestra Señora de Guadalupe, Guayaquil y Coca.
Rubens presentó la experiencia de fe en las diferentes etapas de vida del hermano menor Capuchino, destacando las dificultades y las crisis debido a las danzas de los demonios. Después del refrigerio de la tarde, cada hermano buscó a otro hermano de confianza para compartir una experiencia de fe, iluminada desde los siguientes textos: Sgo 1,2-4 y 1P 1,6-9. A las 17h20 nos juntamos por fraternidades para sacar una propuesta que permita dar consistencia a nuestra fe en el proceso de formación que se lleva en cada etapa, formación inicial y permanente. Desde las 18h00 hasta 19h00 hubo reunión de comisiones, en seguida la cena; y a las 20h00 nos congregamos en la capilla para participar de la eucaristía celebrada por el hermano José A. Recalde; desde las 21h00 que terminó la eucaristía decidimos todos los hermanos hacer una vigilia por fraternidades.
La vigilia tiene como objetivo agradecer al Señor por el proceso vocacional que ha hecho en cada hermano, además de estar con él y de escucharlo. Rubens animó a los hermanos a agradecer en silencio, de manera personal, por todo lo vivido hasta ahora en estos días de encuentro. La vigilia culminó con la eucaristía celebrada en la mañana por nuestro hermano Luis Carrillo, en vez de la homilía, se pudo compartir la experiencia que cada uno de los hermanos vivieron. Se agradeció a Dios por el momento suscitado, pues en la plática, algunos coincidían que planificaban vigilias más no tenían tiempo para experimentarla.
 
San Rafael, 15 de mayo de 2014
Después del desayuno, nos congregamos a las 8h30 en el salón y se compartió la propuesta suscitada en la fraternidad en torno a cómo se puede hacer para que los hermanos y la fraternidad crezcan en la fe. El orden del compartir fue: Ibarra, Nuestra Señora de Guadalupe, Coca, Playas, Curia, Nuevo Rocafuerte, Guayacán y Guayaquil. Entre los aportes, lo que se destaca es que en la Pastoral Vocacional, y durante toda la formación, se necesita que los jóvenes tengan experiencias fuertes de Dios, principalmente en la oración; se necesita de hermanos que enseñen a orar, que sean referencia de vida espiritual, como lo eran Francisco y Jesús.
Ayudar a cultivar la vida interior, a saber estar con aquel que nos ama, integrando el sentido renovador de la vida personal de sufrimiento, enfrentando las situaciones conflictivas y las realidades que no agradan. Se destacó también el proceso que la Orden tiene en cuenta con la formación de jóvenes formadores, pues no es suficiente la buena voluntad ya que se necesita tener el perfil y el conocimiento de lo que es la formación. Incluso se exhorta a que desde la formación inicial se vaya animando a los jóvenes formandos en temas que son propios de nuestro carisma: familia franciscana, JUFRA, OFS, Justicia, paz y ecología, etc.
Después del compartir, Rubens pasó a tratar lo que tiene que ver la fe a partir de la fraternidad. Los otros hermanos con quien nos relacionamos también pueden tener razón, por eso es necesario abrir nuestras puertas y acoger a lo que es diferente, en analogía con la acogida que dieron los discípulos a Jesús. Después del refrigerio, se pidió que en 20 minutos, cada hermano tuviera un diálogo personal con Dios a partir de los textos: Lc 12, 22-34 “búsquedas fundamentales, lo que es dialogable y lo que es innegociable” y Mc 6, 1-6 “sobre la experiencia de Dios”. Luego, Rubens pidió que se reunieran por fraternidades y leyeran en común algunas reflexiones sobre la carta de la fe enviada por el hermano Mauro Jöhri a todos los hermanos de la Orden.
Se sacaron propuestas en torno a la vivencia de cada fraternidad, y se lo plasmó en una actividad específica. Estas propuestas fueron presentadas en común a las 12h00. Intervinieron todas las fraternidades en el siguiente orden: Guayaquil, Portoviejo, Playas, Nuevo Rocafuerte, Coca, Ibarra, Curia y Nuestra Señora de Guadalupe.
En el almuerzo se celebró los onomásticos de los hermanos que cumplen años de vida religiosa y sacerdotal. Nos acompañaron los hermanos pre-novicios Jairo Saá y Fabricio Fuentes en el almuerzo, los padres de Fabricio estaban también presentes. A todos ellos se les dio palabras de agradecimiento y de ánimo para los nuevos procesos que Dios les tiene a cada uno en sus vidas.
A las 15h30, Rubens nos introdujo en los valores que permiten crear fraternidad, estos se obtienen de los dones que cada uno de los hermanos recibe gratuitamente de Dios, y que gratuitamente ponen al servicio de la fraternidad. La fe transmitida por los hermanos que nos han precedido son un ejemplo claro, pues con la fe vivida intensamente nos permite entender lo complejo, es decir, nos abre los ojos para ver a Jesús que está junto a nosotros. Se dieron unos textos bíblicos para reflexionar de manera personal por 20 minutos: Jn 1, 7; Jn 1,12; Jn 1, 50 y Rm 14, 7-9.
A continuación del tiempo personal, se motivó a que nos reuniéramos en grupos generacionales y que leyéramos un texto resumido recogido del I CPO y de las Constituciones capuchinas en lo que se refiere al tema de la fe en la fraternidad. En el compartir por generaciones se propuso contestar a la pregunta ¿cómo incentivar la pro-actividad de los hermanos en la fraternidad? A las 18h00 nos encontramos en el salón, y cada secretario, de los cuatro grupos generacionales, aportó y compartió los puntos de vistas del grupo y afirmaciones a mejoras.
Luego del rezo de vísperas, animado por la comisión de economía y de administración de bienes, fuimos a cenar; y para las 20h30 nos congregamos en el teatro de la casa para observar una función realizada por los jóvenes del colegio San Francisco de Ibarra, que muy gentilmente aceptaron presentarnos la obra “el Perfume”. Con este encuentro fraterno y con el corazón agradecido a los jóvenes por presentarnos su arte, nos retiramos a descansar a las 22h00.
 
San Rafael, 16 de mayo de 2014
En la mañana tuvimos la celebración de la eucaristía presidida por Vicente Q. y su consejo. Vicente hizo un recorrido de los momentos vividos en los días precedentes de la semana de formación, resaltó la vivencia de la fe que hemos recordado ya sea en nuestra familia de origen, nuestro contexto social, o dentro de la formación en la Orden. El hecho de haber compartido con los hermanos hace que nos conozcamos y nos amemos; además de entender a los hermanos, se crean vínculos de confianza mutua.
Luego del desayuno, nos congregamos en el salón. En un primer momento tuvimos el agrado de observar un mimo presentado por los hermanos posnovicios y con el hermano Juan Jima. Después nos introducimos en el tema que Rubens exhibió “la fe en la misión”. La fe tiene un sentido cuando se lo lleva a la vida, tener fe es entregarse totalmente a la vocación de ser franciscano capuchino, es abrirse a la gracia de Dios comprendiendo lo que es ser discípulo-misionero. Se dibujó un árbol en donde se colocó por partes los valores innegociables, los contravalores y los dones de cada hermano, representados en la raíz, tronco y copo del árbol respectivamente.
Hubo un trabajo en grupo, iluminado desde las citas bíblicas Mt 7, 24-27 “roca y arena” y Ecl 3, 1-8 “madurez del proyecto”. El grupo generacional se congregó para compartir los textos y responder a la pregunta ¿Cómo ser y hacer una experiencia de fe en la misión? A las 10h10 nos reunimos, otra vez en el salón; los secretarios de cada grupo intervinieron con los testimonios que los hermanos dijeron en cada grupo. Luego se hizo una pequeña evaluación de la semana de formación vivida, de las temáticas y de la metodología que usó Rubens.
A las 10h30 todos los hermanos nos tomamos la foto oficial del encuentro; y luego del refrigerio, a las 11h00, se leyó la síntesis que los hermanos secretarios realizaron alrededor del tema vivido durante la semana. A las 11h20 se socializó a los hermanos de la Asamblea la propuesta que la comisión de formación inicial y permanente presenta como alternativa para los hermanos posnovicios que van al año carismático. Hubo debate y percepciones entorno a este año, y se propuso clarificarlo para las zonales de octubre.
Posteriormente, Vicente tomó la palabra para informar sobre el Capítulo celebrado en El Pardo, España, y la reunión que tuvo con la CCA en Venezuela. Informó que Luis Carrillo va a Jerusalén como parte de la formación, que Txarly participaría como parte del equipo de la CCA para preparar el VIII CPO entorno al Trabajo. En asuntos varios, se invitó a los hermanos a participar de la caminata de Quito a Coca, que se realiza del 9 al 20 de julio, culminando con la celebración eucarística que recuerda la vida de los mártires Alejandro e Inés. Además se entregó al guardián de cada fraternidad un folleto que invita a hacer un triduo para estos mártires. Las comisiones también recordaron las diferentes actividades que se incluyeron el proyecto de la Custodia.
Para terminar, el Custodio agradeció a Dios, a Rubens, a los hermanos, a las comisiones, a los grupos de trabajo, al equipo de logística y otros hermanos que ayudaron para que este encuentro se pudiera dar de la mejor manera. Agradecidos con el Señor, los hermanos fueron a almorzar y algunos partieron a sus respectivas fraternidades.
 
Para la gloria de Dios y el bien de los hermanos:
 
Rodolfo Arteaga y Paúl Jaramillo, Cronistas

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador