8 de Mayo del 2011

Paz y Bien hermanos.

Les envío este documento que es una recopilación del Diario el Universo sobre la situación política del Cantón Aguarico, respecto a un litigio judicial que se ventilaba desde mayo del año 2007.

Pedimos a los hermanos tener presente en sus oraciones esta situación del Cantón Aguarico y que ojalá la justicia sea una realidad para el bien y el desarrollo de estos pueblos.

Hno. José Cruz

 

 


 

Jueves 05 de mayo del 2011 País

Alcalde de Aguarico declarado culpable de desacato

NUEVA LOJA

Franklin Cox, alcalde del cantón Aguarico, provincia de Orellana, fue declarado culpable del presunto delito de desacato en un litigio judicial que se ventilaba desde mayo del año 2007, por haber trasladado la cabecera cantonal de Nuevo Rocafuerte hacia la parroquia Tiputini.

El fallo lo emitieron los jueces Nicolás Zambrano, Luis Legña y Stalin Chonata, quienes integran la Sala de la Corte de Justicia de Sucumbíos, tras dos días de audiencia de juzgamiento.

Zambrano indicó que la pena se dará a conocer en tres días. Dijo que el art. 243 del Código Penal, dicta entre 8 y hasta 30 días de prisión por este delito.

Silvio Nájera, en defensa de Cox, anunció que interpondrá el recurso de casación ante la Corte Nacional de Justicia.

El Alcalde habría desacatado una disposición de la Procuraduría General del Estado, del 4 de octubre del 2006, en la cual se le ordena regresar con la sede de la Alcaldía hacia Nuevo Rocafuerte, que había sido trasladada a la parroquia Tiputini en el 2001 por resolución del Consejo Municipal de entonces.

 

AGUARICO

Aguarico, cantón localizado en la provincia de Orellana, en la región oriental del Ecuador. Cabecera cantonal es Nuevo Rocafuerte aunque de manera temporal ha sido traslada al Tiputini.

El cantón posee atractivos turísticos, debido a la importante presencia de la naturaleza. De hecho dentro de Aguarico se encuentra parte de la Reserva Natural Cuyabeno y del Parque Nacional Yasuní.

 

Parroquias

Nuevo Rocafuerte

Cononaco

Tiputini

Yasuní

Santa María Huiririma

Capitán Augusto Rivadeneira.

Historia

Es uno de los cantones más antiguos de la Región Amazónica, su creación data de fines del siglo XIX en que tuvieron auge los asentamientos de haciendas en las riveras del Río Napo hasta el Amazonas siendo su Cabecera en ese entonces el poblado de Rocafuerte localizado en la en la confluencia de los Ríos Napo y Aguarico donde en la actualidad se ubica la localidad peruana de Cabo Pantoja.

Durante la invasión peruana al Ecuador en el año de 1941 Rocafuerte fue tomada por el ejército peruano luego de derrotar a la guarnición militar ecuatoriana el 11 de agosto de ese año. Producto del conflicto armado casi la totalidad de haciendas caucheras fueron abandonadas.

El 22 de Enero de 1945, por orden del Presidente José María Velazco Ibarra se funda el cantón de Nuevo Rocafuerte.

 

 


 

Domingo 29 de junio del 2008 El País

Cox, el alcalde que creó una cabecera cantonal de la nada

Las poblaciones de Nuevo Rocafuerte y Tiputini, en Orellana, se disputaban la sede municipal del cantón Aguarico. Su alcalde, Franklin Cox, desafió a la Contraloría y prefirió a Tiputini desde el 2001.

Ha llovido toda la noche en Tiputini, un pequeño pueblo del cantón Aguarico, el municipio más distante en el oriente ecuatoriano. Franklin Cox, el alcalde, tiene una extraña habilidad para no ensuciarse los zapatos con el fango de las calles y, de la misma forma, para evadir las múltiples acusaciones de mal gobierno, e incluso de una orden de destitución emitida por la Contraloría General del Estado.

La gente de Tiputini lo saluda con aprecio mientras camina hacia el nuevo parque.

No lo llaman alcalde: “Buenos días, profesor”, le dicen. Cox fue director de la escuela y, luego, rector del colegio de esta población. Continúa caminando y señala la obra. “Yo fui el diseñador. Me inspiré en mis viajes, en lo mejor de otras ciudades”, dice.

Donde antes había un lodazal, hoy hay un parque infantil y una explanada de ladrillos multicolores donde el pueblo se reúne. “Esta concha acústica la vi en Tumbes (Perú), cuando fui a una reunión de alcaldes de Ecuador y Perú. Luego fui a Guayaquil, y vi el modelo de las lámparas. Las bancas son hechas en Quito”, dice orgulloso.

Tiputini era una parroquia rural del cantón Aguarico. Su economía depende del comercio con los militares del Batallón de Selva 57, afincado en ese sector. Ahora, Tiputini vive una especie de resplandor desde que Cox llegó y dijo que gobernaría desde allí al cantón Aguarico.

Cox se postuló para los comicios en el 2000 por el partido Izquierda Democrática. Ganó con 305 votos, 66 más que su inmediato contrincante, Carlos Aguirre. Al ganar las elecciones, Franklin Cox abandonó Tiputini, su residencia de los últimos diez años, y se fue a Nuevo Rocafuerte, la cabecera cantonal.

Según Francisco Llive, uno de los detractores del alcalde, Nuevo Rocafuerte se puso en contra de Cox porque en la sesión del Concejo municipal para posesionar a las nuevas dignidades, no convocó al concejal Arsenio Canelos y en su lugar llamó a Luis Cordovillo, quien había sido destituido anteriormente.

Cox, en cambio, dice que mandó a investigar al ex alcalde, Nelson Castillo, quien junto al ex diputado, Estuardo Hidalgo, pusieron a la gente de la cabecera cantonal en su contra.

Amparado en una normativa que dice que la cabecera cantonal puede ser trasladada a otra población, por un periodo no superior a dos años, Cox se marchó junto con sus concejales y llegó a Tiputini el 10 de septiembre del 2001 y de ahí no se ha movido. En el 2004, volvió a lanzarse a la alcaldía, y ganó con 575 votos, frente a 486 del candidato del Partido Social Cristiano (PSC), Daniel Reinoso (apenas 89 votos de diferencia).

En estos siete años, la principal disputa ha sido la sede del municipio. Los habitantes de Nuevo Rocafuerte reclamaron con ahínco su derecho como cabecera cantonal. Los de Tiputini, en cambio, su florecimiento como nuevo polo de desarrollo. La disputa ha sido fuerte entre ambas poblaciones, separadas por 20 km del correntoso río Napo, afluente del Amazonas.

Todos los organismos del Estado se opusieron al cambio de cabecera cantonal, denominándolo ilegal. Desde el Ministerio de Gobierno, en el 2005, que desautorizó el traslado, pasando por la Defensoría del Pueblo, la Contraloría y la Procuraduría.

Precisamente, el pronunciamiento del ex procurador José María Borja, del 4 de octubre del 2006, desestimó las argumentaciones del alcalde Cox, pero dejó una puerta abierta: una consulta popular, para que las personas de Aguarico elijan su cabecera cantonal, capital de la ciudad.

Una asamblea de ciudadanos logró conseguir las firmas de 674 ciudadanos (el 25,5% del padrón) y la función electoral dio paso a la consulta con esta pregunta: “¿Está usted de acuerdo que se cambie la cabecera cantonal de Aguarico de Nuevo Rocafuerte a Tiputini?”.

Hubo casi seis semanas de campaña. El Sí se atrincheró en Tiputini. El No, en Nuevo Rocafuerte. “Ya era hora que Tiputini se desarrolle”, afirma Antonio Mera, mientras que Bécker Rodríguez reclama que desde que Cox se fue, no hay nuevas obras en Nuevo Rocafuerte.

Los comicios fueron el pasado 8 de junio. La propuesta de Cox ganó con 55,72% del total de votos, frente al 41,73% del No. El ausentismo fue del 33,75%, de entre 2.785 votantes. Sin embargo, una apelación ante el Tribunal Supremo Electoral impide aplicar la decisión popular.

El concejal de la oposición, Julio Torres, asegura que hubo irregularidades y que el alcalde Cox ha propiciado el cambio de recinto electoral para que Tiputini aumente sus votantes.

En las elecciones del 2004, en Tiputini había 686 electores, y en junio pasado 798, 112 más. En Nuevo Rocafuerte en el 2004 hubo 997 y 1.010 este año, apenas 13 más. Delegados del Comité por el No alegan que el Batallón de Selva 57 militarizó la zona y no dejó verificar las actas. En la consulta se gastaron 105 mil dólares: 58.533 para las Fuerzas Armadas y 9.800 para la Policía por resguardar el proceso.

La Contraloría presentó un informe sobre el cambio de sede municipal y, además, pidió la salida de Cox por fallas en la contabilidad y en la justificación de viáticos. “Yo no he sido acusado de peculado, solo tengo sanciones administrativas”, dice él.

El Alcalde frenó la destitución al apelar, el 13 de junio pasado, ante el Tribunal Contencioso y evitar ejecutoriar la sanción. Luce un anillo de oro inmenso, con el escudo de Aguarico. Menciona que su puesto está ahí y señala la nueva sede municipal.

Se marcha. Sus pasos continúan seguros y no se mancha de lodo, aunque trastabilla, no con los pies, sino con sus palabras. Dice que si no hubiese sido por la gente de Nuevo Rocafuerte, no habría gastado tanto dinero extra. “Estamos hablando de un millón de dólares en cosas que tal vez no debía haber hecho, porque ya tenía allá (en Nuevo Rocafuerte) esas cosas”, dice al referirse al edificio y la nueva maquinaria. La lluvia vuelve y en frente del parque, una alcantarilla colapsa.

Detalles

Creación

En 1911 se fundó Rocafuerte, capital del cantón Napo. En la invasión peruana de 1941, el país perdió esta población.

Fundación

El 22 de enero de 1945 se fundó la actual Rocafuerte y en 1955, cabecera cantonal.

Nombre

Desde 1998 se la llama como Nuevo Rocafuerte.

 

 


 

Domingo 29 de junio del 2008 El País

“He gastado un millón de dólares en cosas que no debí haber hecho”

Franklin Cox

El cantón solo tiene agua entubada, ¿qué ha hecho?

Los rubros de inversión son altos, para lo que se recupera. Tampoco se puede invertir más de lo que no se puede.

¿No debería buscar préstamos internacionales?

Para el agua deberían intervenir los organismos del Estado. El Miduvi (Ministerio de Desarrollo y Vivienda) debería contribuirnos con los recursos. En mis siete años de alcalde he firmado solo un convenio de 50 mil dólares.

¿Cómo está el alcantarillado?

Estamos trabajando en los dos principales pueblos, en Tiputini y Nuevo Rocafuerte, y en Llanchama hay alcantarillado sanitario. En los demás poblados se han hecho estudios, falta financiar.

Un informe de Contraloría pide su destitución...

Hay un informe por el tema del cambio de la cabecera, por lo que pide destitución. La última palabra no la tiene la Contraloría, yo he presentado una apelación en el Tribunal Contencioso, por eso mientras no se vea una resolución de ese tribunal esto no está ejecutoriado. Sin embargo, me han bombardeado en plena campaña de la consulta popular. Yo he sido franco, le he dicho a la gente aquí está la resolución de la Contraloría. Si en el examen especial la Contraloría me determina presunciones de peculado, yo diría que he hecho una administración mala. No me glosan nada, solo me observan mi sueldo. La Senres (Secretaría de Remuneración del Sector Público) en el 2005 sacó una resolución de que los alcaldes tenían que tener una remuneración de acuerdo con la población. Una resolución de la Corte Suprema de Justicia dictó sentencia a favor de los alcaldes. Con eso perdería sustento todo lo que me acusa la Contraloría.

¿Por qué eligió Tiputini como cabecera cantonal?

He demostrado una verdadera administración desde Tiputini. Pero a la gente de Nuevo Rocafuerte no sé cómo catalogarlos, porque en ellos solo hay intereses personales, si no se les atiende con un contrato para tal o cual persona… pero yo gané sin compromisos políticos. Me instalé en un espacio muy reducido, pero ahora estoy haciendo una gran inversión con el edificio municipal, porque de todos estos recursos, que ya van pasando los 600 mil dólares, que me cuesta el edificio, lo hubiese invertido en obras para las comunidades. La maquinaria pesada se está pudriendo en Nuevo Rocafuerte, tuve que comprar otra porque me hace falta para trabajar. Mire, ese es otro gasto, ahí llega un gasto de 300 mil dólares. Estamos hablando de un millón de dólares en cosas que tal vez no debía haber hecho, porque ya tenía allá esas cosas. Yo he dicho que tienen que aceptar los resultados de la campaña y tienen que pedirme disculpas.

 

 


 

www.amazoniaporlavida.org/es/Noticias.

Alcaldía negocia traslado de cabecera por aval al plan B

Sábado 21 de Agosto de 2010 18:25

El Universo

Franklin Cox, alcalde de Aguarico, tiene nueve años tratando de legalizar el cambio de cabecera de su cantón. Ahora busca conseguir eso a cambio de dar su aval para el Plan B.

El alcalde de Aguarico, Franklin Cox Sanmiguel, lleva casi nueve años intentando legalizar el cambio de cabecera de su cantón. En el 2001 salió de Nuevo Rocafuerte, ubicado en el río Napo, en la entrada al Parque Yasuní, por enfrentamientos con los concejales y trasladó de facto la cabecera a Tiputini. Aunque ha sido destituido y acusado por la Contraloría de malos manejos administrativos, se mantiene en el cargo e incluso ha sido reelegido por tres ocasiones.

Ahora busca conseguir su objetivo a cambio de dar su aval a la alternativa de explotar el Tiputini y el Tambococha, también conocido como Plan B.

Así lo denunció la asambleísta de Pachakutik, Magaly Orellana, tras haberse trasladado a las comunidades, a donde solo se puede llegar viajando seis horas con deslizador (embarcación fluvial). El hecho también es confirmado por autoridades del Municipio de Aguarico y por un informe enviado en marzo pasado por el ingeniero Mauricio Mier, funcionario de Petroecuador, que participó en conversaciones con las comunidades a finales de marzo.

De acuerdo con las informaciones que le han sido facilitadas a la asambleísta, el alcalde Cox "está negociando el traspaso de la cabecera cantonal a Tiputini y a cambio de ello se podrá iniciar el proceso de explotación". Explicó que este también se ha mostrado de acuerdo con permitir que se instale en el sector una planta termoeléctrica que usa combustible altamente contaminante en el parque Yasuní.

En el informe de Mier se dice que tras la reunión con el alcalde, concejales, presidentes de cuatro juntas parroquiales, el comandante de la Brigada 57 de Montecristi, un representante del Ministerio del Ambiente, entre otros (en la que se trató la posibilidad e instalar la planta termoeléctrica) "existe la decisión unánime para que se implemente el proyecto ITT, con la condición de que se cumplan todos los compromisos que se acuerden en beneficio de los pobladores".

El miércoles pasado, el procurador síndico de la Alcaldía, Fabián Romero, confirmó que los técnicos que llevan adelante el plan B han conversado con la comunidad y que los miembros de la Alcaldía: "Hemos puesto nuestras condiciones, en el sentido de que el Presidente atienda los resultados de la consulta popular", de junio del 2008 que aprueba el cambio a Tiputini. Sin embargo, según un informe del Ministerio de Gobierno, de noviembre del 2009, existen prohibiciones constitucionales en torno a que un gobierno autónomo realice consultas sobre organización política administrativa. También dice la Constitución que solo el Presidente puede presentar proyectos de ley que modifiquen la división político administrativa.

En abril del 2010, la ministra de Coordinación Política, Doris Soliz, indica mediante un comunicado dirigido a Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia, que tras un análisis se ha considerado conveniente "reconocer el resultado electoral de la consulta". Señala que se trata de un asunto de "alta complejidad".

Orellana comentó que estos elementos son un indicador de que el plan B avanza de manera firme. Para ella, al Gobierno no le interesa dejar el crudo en tierra y recordó que en el Informe a la Nación se ratificó que si no se presentan las condiciones se continuará con el plan B.

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador