MISIONES VOCACIONALES DE SEMANA SANTA

Villamil Playas, del 31 de marzo al 8 de abril 2012

¡Ha Resucitado!

 

Jesús ha resucitado y nos convoca a ser testigos y misioneros del amor infinitamente gratuito de Dios.

De varias partes del Ecuador, como Barbones, Río Bonito (El Oro), Esmeraldas, Otavalo, Machachi, Cuenca y Quito, 27 jóvenes se congregaron para participar en estas Misiones Vocacionales de Semana Santa, que tuvo lugar en los diferentes recintos de Villamil Playas: Ayalán, San Roque, San Miguel, Sitio Nuevo, Pocitos, San Antonio, Puerto Engabao, Engabao, San Juan, 25 de Julio y la Dolorosa, las cuales nos acogieron con cariño, disponibilidad, cercanía. En cada una de ellas pudimos experimentar al Dios que camina con nosotros, que es presencia viva, que se manifiesta en cada persona, como también pudimos palpar la realidad de cada comunidad, la situación en que viven, ya que visitamos a las familias, y compartimos, además, con los niños y jóvenes, preparándonos así para la gran vivencia del Triduo pascual.

Sentimos que el paso de la misión por cada comunidad, a pesar de que en algunas de ellas no fue tan fácil, nos ha permitido encontrarnos con la persona de Jesús, apasionado por nosotros y dando su propia vida; pero que no se quedó en el sepulcro, sino que vive, nos llama a seguirle y nos invita a ser misioneros.

El itinerario para estas misiones se inicio el sábado 31 de marzo a las 20h30 con el recibimiento, acogida, presentación, oración, indicaciones para la misión, entrega de materiales y división de los equipos para los recintos, por eso el domingo 1 de abril, desde muy temprano, partimos a los diferentes destinos donde la gente nos esperaba.

El lunes 2 abril, se realizó una convivencia con los jóvenes misioneros, en la cual pudimos compartir el sentido vocacional de la Semana santa, a partir de las figuras de Alejandro e Inés. La tarde fue recreativa, de integración y deporte, y a las 16h00 ya estábamos regresando con alegría y entusiasmo a las comunidades.

El domingo 8 de abril, se realizó la PASCUA JUVENIL con los misioneros y con los jóvenes de los recintos desde una celebración vivencial y festiva de la Pascua del Señor, en la que se reflexionó sobre las realidades de vida y de muerte que existen en nuestra vida y sobre la invitación que nos hace el Señor a vivir como resucitados en medio de nuestra realidad cotidiana. Se dio también el espacio necesario para que algunos de los misioneros puedan compartir la experiencia vivida. Luego, los jóvenes de las comunidades participación con números artísticos preparados por ellos y los misioneros. Al final no podía faltar el ágape franciscano con el almuerzo fraterno.

 

Tú llámame a servir……

Esta frase de la canción “Alma misionera” recoge el sentir de cada joven que experimentó en estas misiones: la alegría del servicio, la entrega, el cansancio, la generosidad, la indiferencia, pero sobre todo la fuerza interior que viene de Dios, que nos pone en movimiento porque nos llama, a pesar de cualquier dificultad, de la realidad personal, además que marca la vida y deja huellas, para empezar el camino y continuar la misión estando atentos al llamado que Dios continuamente nos hace:

“VEN Y SÍGUEME”

Att.

Martha Mendoza

(Terciaria Capuchina)

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador