Pompeya

Tierra linda y serena

Rodeada por cantos inspirados

En el son de Dios

Al unirse las aves

El viento y el murmullo

Hacen el estar

Un poema al amor.


Tiene ríos majestuosos, regocijantes

El Jivino, caudaloso

Fuerte e impactante

El Napo, grande y asombroso

Que nos trae una interrogante

¿por qué Dios es tan maravilloso?


Mayo y junio fechas privilegiadas,

Para unos jóvenes inquietados

Por el amor de los amores,

El Rey y Señor de todas las ilusiones

Por Él fuimos muchos llamados

Pero poco los entusiasmados.


Pudimos aprender con gritos y gritos

Del hermano Juanito

Con pinceladas y trabajo

Sacar mucho ñeque

Y siempre mirar al frente

 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador