Entre Truenos y Relámpagos

Hola amigos lectores del Ecuador, mi nombre es Cristian, y quiero compartir con ustedes mi vivencia en Pompeya.

Me emocioné al escuchar que en Pompeya (Orellana) se iba a realizar el voluntariado vocacional. Juntos con el Hno. Juan, decidimos que sí debía asistir a esta experiencia. Mi reto fue, aprender a trabajar…

Una vez que llegamos a Coca, nos dirigimos a la Isla de Pompeya, un lugar fantástico; muy hermoso y con bellos paisajes.

La casa donde nos hospedamos, había estado abandonada bastante tiempo. Parte de la experiencia consistía en arreglar y pintar la casa, para jóvenes como nosotros, este tipo de trabajo nos ayudó a integrarnos y a conocernos entre todos los voluntarios.

En nuestra primera noche de Pompeya, estando ya en pleno sueño, vinieron a darnos la bienvenida:

La Hermana tormenta, parecía que con la fuerza de la lluvia nos decía, bienvenidos a mi amazonía.

Los hermanos truenos y relámpagos; los truenos hacían retumbar la majestuosa selva, y los relámpagos alumbraban la noche oscura. No te puedes imaginar que escenas. Entre sustos y brincos, nos acostumbramos y disfrutamos de la bienvenida.

También te cuento que esta isla posee varios lugares que merecen ser visitados, por ejemplo; el río Napo que provoca estar largos ratos contemplando su grandeza, el Museo CICAME, lugar donde podrás apreciar varias culturas que han sido recogidas y mandadas a restaurar por lo misioneros capuchinos, también puedes visitar a las misioneras Lauritas, mujeres de alto espíritu misionero y muchas cosas más que te ofrece esta parte de la amazonía.

El clima en este tiempo, parecía medio loco; frío, calor, lluvia, y sol en un solo día. Ha pasado ya más de una semana, y estamos enseñados en nuestra casa, porque le hemos puesto todo nuestro ñeque y cariño para arreglarla y que se vea más acogedora. Me parece que nos va a dar tristeza cuando la abandonemos. Hasta ahora hemos ido construyendo y viviendo los objetivos de nuestro voluntariado: oración, fraternidad y trabajo. Todo este tiempo no vamos a pasar solos, a más del Hno. Juan, nos acompañarán otros misioneros capuchinos que compartirán con nosotros su vida religiosa misionera.

Me imagino que tendrás curiosidad de saber quiénes fueron los jóvenes que participaron en esta experiencia:

Andrés Muyón (Guayaquil), Freddy Zambrano (La Maná - Cotopaxí), Guillermo Rodríguez (San Pablo – Bolívar), Roberto Condoy (San Miguel – Bolívar), Pedro Orozco (Pedro Vicente Maldonado – Pichincha), Cristian Cevallos y Javier Sánchez (Portoviejo), Oscar Catota (Coca – Orellana) José Miguel Carrillo (Shushufindi)

Sin más me despido y quedas invitado/a a participar de estos encuentros con los misioneros capuchinos, seguro que te ayudará a crecer como una gran persona.

“Son muchos los llamados y pocos los decididos”

Cristian Cevallos

 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador