Diciéndole si a Jesús

Hola amig@s soy una muchacha de Cuenca, me llamo Rosita y tengo 21 años. Hace un año aproximadamente ya venia trabajando en experiencias con los Hermanos Capuchinos. Desde la pascua Vocacional Pancho 2005 que fue en Honorato Vásquez, ya me sentía bastante inquieta con respecto a la vida religiosa, pues me deje apasionar por el Amor de Jesucristo; con mucha ilusión esperaba la llegada del trabajo solidario que fue en Urcutambo en el Noroccidente de Quito desde el 29 de julio hasta el 13 de agosto.

Urcutambo es un pueblito muy especial, en el habitaban muchas familias º, incluso los señores evangelistas. Y por si fuera poco todos los días los habitantes de los alrededores nos regalaban los productos que cosechaban de sus tierras con mucho cariño para nuestra alimentación.

Conforme pasaban los días de trabajo solidario en la capilla de Bellavista a la cual reconstruimos, la lijamos, pintamos y cambiamos el techo, por cierto quedo muy bonita; yo me iba decidiendo más y más, con mucha intensidad me aproximaba a darle el si a Jesús. Y es cuando una tarde hablé con el hermano Juan a cerca de mi familia y mi vocación, entonces le cuento que decidí hacer una experiencia con las Hermanas Terciarias Capuchinas y el Hermano Juan al igual que la Hermana Nora me dan mucho animo para seguir adelante con la decisión tomada.

Finalmente el día jueves 11 de agosto en la oración de la mañana el grupo encargado de la liturgia nos pide que escribamos una carta para Jesús, en aquella carta yo le doy mi respuesta a Jesús le digo que si estoy dispuesta a seguirlo en este camino de esfuerzo, entrega y sacrificio por los demás, pero con la enorme satisfacción de ayudar al desarrollo tanto de las comunidades necesitadas como de las personas que se han olvidado de cómo es el Amor infinito de Dios.

Reconozco que me costo mucho decidirme, primero porque mi familia no esta de acuerdo y segundo porque me daba mucho miedo, pero yo se que con la ayuda de Dios mi familia lo entenderá y yo me pondré en las manos del Señor y si este es mi camino el mismo será quien me guíe y acompañe.

A quienes lean mi experiencia solo les puedo decir que con palabras no se explica lo que se siente en el corazón, es algo demasiado fuerte como cuando te enamoras de un muchacho.

Si eres una persona que andas en busca de tu vocación, se paciente pero no tanto y solo déjate AMAR por Jesús, el mismo será quien te anime y te ayude a escuchar que te llama.

Arriésgate Jesús Te Esta Llamando y Cuenta Contigo Desde lo que eres y le puedes ofrecer.

Atentamente:

Rosita Campoverde (Cuenca).

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador