Con mucha alegría la familia  del hermano Roberto, acogieron a todos los que llegaron para la primera misa. La celebración se la realizó en la capilla de Jesús del gran poder, Mapasingue Oeste  Cooperativa  12 de Octubre, Guayaquil. Toda su familia junto al párroco el Padre Marcel, habían preparado una bonita  celebración con todos los grupos parroquiales.
Antes de iniciar la celebración eucarística, cabe recalcar que todos los grupos tenían bien claro sus responsabilidad durante la misa.
La capilla Jesús del gran poder, rebosaba de alegría, no sólo por la multitud de familiares, amigos y conocidos del hermano Roberto, sino también por la elegante decoración de la misma. Todos los grupos muy entusiastas en cada detalle de la celebración. Se notaba un lindo ambiente de una comunidad bien formada; niños, jóvenes y adultos vibraban de alegría durante la celebración.
La homilía la realizó el hermano Frenando Ortega, (neo-presbítero) compañero de Roberto. Fernando se detuvo en tres aspectos: primero, desde el Evangelio, hizo una valoración de la vocación de Roberto como el tesoro escondido; segundo,  rescató la vocación de Roberto no sólo como hermano y compañero de camino, sino también como un buen amigo (cultivar  la amistad) y por último animó a la juventud presente a descubrir a Jesús como ese gran tesoro que da alegría a la vida.
Una vez que Fernando Ortega, compartió su homilía, también tomó la palabra Roberto Vargas. Roberto hizo una breve exposición de su vocación donde su familia aparece como protagonista. Sus padres lo iniciaron en el amor a Dios y en el cumplimiento de los sacramentos de la Iglesia. El Hno. Vicente Quisirumbay, Custodio, también expresó sus sentimientos de gratitud a Dios por el llamado y consagración sacerdotal de los hermanos Roberto y Fernando.
Al finalizar la eucaristía, el hermano Juan Jima, invita a la comunidad a realizar una sana costumbre de nuestros pueblos. Se trata del tradicional besamanos al neo-presbítero.
Una vez concluida toda la ceremonia, la familia Vargas – Martínez, invita a todos los presentes a compartir un almuerzo en los predios de una escuela particular. Antes del almuerzo se presentaron varios grupos musicales agasajando a Roberto. Fue una mañana muy afectiva para toda la familia del neo-presbítero y para todos los presentes.
 
Hno. José Medranda
 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador