En la iglesia que preside el Divino Niño desde la torre, que no en su interior, dominado el Presbiterio por un Cristo Resucitado hermoso, ha tenido el Hermano Fernando la celebración de su primera misa en su ciudad natal, Machala.
Da buena impresión el llegar a Machala, si nos toca entrar por la gran avenida de 4 carriles que desde el exterior se adentra en la ciudad pasando primero por delante de la Universidad, llegando después al puente distribuidor, como  los de Guayaquil, y que en la TV lo hemos visto iluminado con el último grito de la iluminación LED.
Llegamos superpuntuales, digamos los primeros, con tiempo para alguna foto. Y les mostramos la iglesia, la digna iglesia regentada por los PP. Salesianos.
Poco a poco fueron llegando los feligreses, también los concelebrantes, y al buen estilo de boda importante también los principales, el misacantano y su familia. Comenzamos a las 11h30 de la mañana.
Preparado con esmero. Los líderes del canto eran los mismos que en el tiempo juvenil de Fernando pertenecieron al grupo. Había acomodadoras, que con uniforme rosa del mismo color del Divino Niño, indicaban y servían a los que iban llegando.
La sacristía, que estaba al fondo de la iglesia, daba pie para iniciar con una solemne entrada procesional de todos los concelebrantes, 10 en total, y de ellos 6 capuchinos contando con Fernando (Vicente Quisirumbay, Roberto Vargas, Lucho Pesántez., José Medranda y Roque Grández).
Todo esto se celebraba en un 2 de agosto, es decir en la festividad de Santa María de Los Ángeles, en donde se centró especialmente toda la predicación de honor que tuvo el hermano Roberto. Con esta fiesta entre manos tenía Roberto la posibilidad de recalcar nuestro ser franciscano, herederos de san Francisco, nacidos en esta iglesita (Porciúncula) de santa María de los Ángeles, cuna de nuestra Orden, lugar sagrado para san Francisco que nos conminó a jamás abandonar este lugar tan lleno de todas las bendiciones del cielo.
Íbamos a tener una sorpresa. Después de la Homilía se incrustaba la celebración de un bautismo, no de un bautismo cualquiera sino el de una sobrina del neosacerdote que iba recibir el nombre de Luciana Valentina y cuyos padrinos serían su hermana y su cuñado gringo, altamente piadoso, como se percibe en las fotos. La niña quedó bien bautizada y bien ungida. Testimonio de ello pueden verlo en el video de 7 minutos que pueden encontrar en el Facebook de Playas (maríamadredelbuenpastor) o compartido también en el Facebook de Fernando (ferncapuchino).
La presentación de ofrendas fue un alarde de la Comunidad Parroquial, pues preparó una danza con el Cantico a las Criaturas de Gabarain, hermosamente  cantado por la amiga de juventud de Fernando. El video finalmente terminará por estar en ambos portales de Facebook, que acabamos de indicar.
Poco a poco avanzamos al final después de la comunión y de recibir solemnemente la bendición. Fernando tomó la palabra para agradecerla presencia de todos los presentes, pero también el sacerdote-párroco salesiano y nuestro Hermano Custodio Vicente. Terminando con una foto oficial de grupo, aunque algún sacerdote por razones pastorales había tenido que retirarse. Y la traemos aquí. Lucho y Roque desaparecieron rápido, sin apenas servirse de lo que a la puerta de la iglesia se había preparado para los asistentes. Pero nadie sabía, que a las 6 de la tarde había una misa y a las 7 la parroquial de los sábados.
Desde aquí nuestro recuerdo a los padres y hermanos de Fernando, a quienes no pudimos dedicar el tiempo que se merecen. Contentos por otra parte de haber participado en este acontecimiento único en la vida de todos los neosacerdotes, también el de nuestro hermano Fernando.

Roque Grández, Playas.
 
 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador