DISCERNIMIENTO
Portoviejo, del 13 al 25 de septiembre 2015

“El que pone la mano en el arado y mira hacia atrás no es apto para el reino de los cielos” (Lc 9,61)

Con el objetivo de discernir en clima fraterno la vocación y decisión de 6 aspirantes a la vida de los Hermanos Menores Capuchinos. Comenzamos esta experiencia en la fraternidad de Portoviejo, siendo conscientes de la propia realidad personal, asumiendo las fortalezas y limitaciones de cada uno y con miras al paso decisivo hacia el ingreso al Postulantado.
El Hermano Saúl Cadena, responsable de la pastoral vocacional de la Custodia de Ecuador, estuvo acompañando con mucha generosidad a estos nuevos hermanos que inician su proceso de formación. También el hermano Teófilo Córdova estuvo colaborando en esta experiencia muy enriquecedora para todos.

El domingo 13, la fraternidad de Portoviejo acoge a los jóvenes aspirantes que van llegando poco a poco, desde sus familias, ellos son: Saúl Aguilar (Cuenca), Cristian Guamán (Coca), Luis Girón (Loja), Joel García (Portoviejo), Luis Chalán (Zamora) y Cristian Cervantes (Quito). Agradecemos a toda la fraternidad de Portoviejo por abrir sus puertas y acoger con mucho cariño a estos jóvenes inquietos por seguir a Jesús desde nuestro carisma. Este mismo día, por la noche, los hermanos: Saúl Cadena y Teófilo Córdova viajan desde Quito para acompañarles en la experiencia de discernimiento de los jóvenes vocacionados.
Esta experiencia ha sido marcada por el ritmo de vida de la Fraternidad. He aquí un pequeño esquema del horario: 06h00: Oración personal: meditación, oración compartida; 07h00: Laudes; 07h30: Desayuno; 08h30: Charla formativa; 9:30: Estudio y reflexión; 10h30: Trabajo; 12h00: Hora intermedia y Oración Franciscana; 12h30: Almuerzo; 14h30: Instrucción de la Liturgia de la Horas; 15h30: Deporte o trabajo; 17h30: Vísperas (Eucaristía fraterna: lunes, miércoles y viernes); 18h00: Merienda; 19h00: Eucaristía con el pueblo: martes, jueves sábado y domingo; 20h00: Recreación fraterna: noticiero, película, compartir experiencias, etc; 21h30: Descanso.

El desarrollo de esta experiencia estaba marcado por tiempos, espacios y personas que han colaborado y favorecido para llevar con éxito esta experiencia y sobre todo ha sido iluminadora para los jóvenes que inician nuestra vida. En el ambiente cálido y fraterno cómo es él de la fraternidad de Portoviejo, los jóvenes sentían la necesidad de profundizar sobre sus sentimientos, pensamientos y ese misterioso impulso que les llevó a tomar la decisión de seguir a Jesucristo desde el carisma capuchino. También, resaltar la apertura y docilidad de los hermanos aspirantes para vivir con profundidad esta experiencia fraterna, la cual estaba marcada por fuertes espacios de oración personal y comunitaria, Liturgia de la Horas, temas puntuales, estudio y reflexión, trabajo manual, recreación y deporte, espacios de compartir fraternos. La idea principal de la temática en estos días es mostrar de una manera sencilla y práctica los pilares fundamentales de nuestra vida capuchina, de modo que el joven aspirante sea introducido en aquellos valores que poco a poco deberá asumir en su propia vida.
El domingo 20, después de rezar y tomar un desayuno sostenido, los cinco aspirantes y los hnos. Saúl, Teófilo y Roberto, salimos de paseo a las playas de Canoa, en donde, la mañana disfrutamos de la playa, el sol, la arena y de un rico almuerzo, y por la tarde como estaba planifica el encuentro con un grupo juvenil que llevan las Hnas. Franciscanas de María Auxiliadora nos dirigimos para acompañar y animarles a los integrantes de dicho grupo, donde también nos acompañó la Hna. Clara María. Allí participamos del encuentro con los jóvenes del lugar, donde el hermano Saúl compartió un tema: “Las opciones y nuestro carisma”, seguidamente el hermano Roberto celebró la Eucaristía en un ambiente alegre y festivo. También fue un espacio para compartir inquietudes y problemas de los jóvenes de ese lugar. Después inmediatamente salimos de regreso a la fraternidad de Portoviejo.
La participación y el aporte de los hermanos de la fraternidad en especial de Roberto Vargas y Eugenio Jáuregui, con la temática del discernimiento, fue muy enriquecedora ya que con su forma y carisma de vivir el seguimiento de Jesucristo y el servicio a los demás muestran que vale la pena desgastar la vida por el Reino de Dios.
El miércoles 23, fue un día diferente, los hermanos que estaban acompañando la experiencia discernimiento realizaron todas las labores fraternas para que los hnos. Aspirantes se dedicaran por completo a vivir un día de retiro acompañados por el hermano Eugenio. Fue un lindo día que lo dedicaron a la contemplación de la oración del Padre Nuestro. Todos los hermanos contribuyeron con el silencio creando un clima propicio para que vivan esta experiencia de retiro. A las 18H00 se celebró la Eucaristía de conclusión del retiro donde todos compartieron sobre las experiencias vividas a los largo del día. A las 19H00 tuvimos la merienda, seguidamente la TV y descanso.
Los hermanos encargados del discernimiento de estos seis jóvenes, dentro de un atento y respetuoso cuidado a cada uno de los procesos de los mismos vieron que Joel García (Portoviejo) no debía dar el paso al postulantado.

Viernes 25, concluye esta experiencia con el tema que les compartió el hermano Saúl: La forma de abrazar esta vida junto a Francisco: el despojo de los bienes. Cp II. Rb. Siendo las 11H30 se dio inicio la Eucaristía de conclusión de la Experiencia del Discernimiento vocacional. El Hermano Roberto encargado de la etapa del Postulantado presidió la Eucaristía, donde estuvieron presentes la mayoría de los hermanos de la Fraternidad que terminó con la acogida de 5 jóvenes que desde ese momento inician su etapa del Postulantado: Saúl Aguilar (Cuenca), Cristian Guamán (Coca), Luis Girón (Loja), Luis Chalán (Zamora) y Cristian Cervantes (Quito). Todos los hermanos nos comprometemos a rezar por la perseverancia de estos jóvenes que inician su etapa de formación, así también pedimos la oración de toda la Custodia.
La gratitud con los hermanos de la fraternidad de Portoviejo por la acogida y testimonio de vida. La experiencia concluye después de un rico almuerzo de gallina criolla, de la granja que cuida el hermano Giuseppe.
Paz y Bien
 
 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador