RETIRO DE ADVIENTO

 

Desde Abraham hasta Jesús hay un largo, muy largo camino, muchas veces desconcertante. La figura del Mesías sostendrá siempre a un pueblo en camino.

1.- EL LARGO CAMINO DE LA PROMESA

= ABRAHAM: “Sal de tu tierra a una tierra que yo te mostraré. Gén.12,1 “Tu descendencia será numerosa como las estrellas del cielo” Gén. 15,5. Una promesa que se alarga tanto tanto que llega al borde de la desesperanza.

1.1- Con mi mochila a la espalda salgo, dejo… ¿Qué tierra dejo para ir tras una promesa? ¿He salido? ¿Estoy en camino? El Adviento consiste en una Promesa que pone en tensión toda la persona. ¿Me llega la mordida de la desesperanza? Nuestra Custodia ¿qué espera, qué anhela, qué necesita para ponerse en camino?

1.2.- El primer Adviento fue el insondable camino del Hijo de Dios hasta la humanidad. Trayecto transido de ternura, compasión, gratuidad, misericordia, SALVACIÓN. Tantos Advientos celebrados ¿han desgastado mis esperanzas, se han convertido en “nubes sin agua”?

2.- EL LARGO CAMINO A LA TIERRA PROMETIDA

= Moisés constituye la expresión de un pueblo que sale de la esclavitud de Egipto, asume su identidad de pueblo escogido en el desierto, es el “pueblo de la Alianza” (¡también de la infidelidad!) y llega a la Tierra prometida.

2.1.- Moisés recorre el largo camino de una formación pagana hasta llegar a ser “el amigo de Dios”. La experiencia de Dios en la zarza ardiente y la misión de liberar a su pueblo de la esclavitud reorientan totalmente su vida. Ex.

2.2.- En el Sinaí se realiza el sacrificio que convierte a Israel en “su pueblo” y se establece la Alianza: “Yo seré tu Dios, tú serás mi pueblo”, que se repetirá tantas veces a lo largo de la historia. Ex. 19,4

2.3.- Moisés es “el que habla en nombre de Dios”. Le revela su nombre y el modo de ser propio de un pueblo escogido. La fidelidad será la tarea cotidiana del pueblo en su identidad.

2.4.- Moisés se convierte en “intercesor” de su pueblo ante Dios. Ese pueblo “de dura cerviz” es infiel repetidamente, causando el enojo de Dios. Moisés se convierte en el intercesor que revoca las amenazas de Dios y renueva continuamente la Alianza.

= Adviento es el tiempo de preparar la liberación. Como personas, fraternidades y Custodia, reconocemos humildemente nuestras esclavitudes. De ahí partimos al Horeb de la experiencia de Dios que nos constituye en Capuchinos ecuatorianos. También nosotros escuchamos: “He visto el clamor de mi pueblo… Ve, yo te envío para que saques a mi pueblo de la opresión”. Esta encomienda enciende en nosotros el fuego de una misión liberadora.

3.- EL LARGO CAMINO DE LA FIDELIDAD

= Elías es el profeta de fuego: “Estoy lleno de ardiente celo por Yavé.1Re. 19,10 Repite la experiencia de Dios que Moisés tuvo en el Sinaí. Así se convierte en el acérrimo defensor de los intereses de Dios y de los oprimidos

3.1.- El rey Ajab había conseguido dís de progreso y esplendor para su pueblo 1Re. 16,23-34. Jezabel, esposa pagana del rey, mantiene a cientos de falsos profetas que propagan el culto a los ídolos. El desafío de Elías a los profetas de Baal termina con la victoria total del profeta que manda degollarlos a todos.

3.2.- Elías, el contemplativo. En el torrente de Querit, en el Horeb, en el Carmelo, Elías gusta de la intimidad con Dios. Su vida culminará al ser arrebatado al cielo.

3.3.- Elías, el defensor de los pobres. Su actitud con la viuda de Sarepta y su hijo; el enfrentamiento con Ajab tras el asesinato de Nabot y apoderarse de su viña, muestran a un profeta comprometido con la gloria de Dios.

= El Adviento nos impulsa a ser capuchinos con el fuego de Dios en el corazón. .La Navidad será “Dios con nosotros”, la auténtica expresión de la Encarnación del Hijo. Esta experiencia nace y lleva a la intimidad con Jesús, a descubrirlo en la humanidad de los pobres y marginados.

Los profetas del buen vivir, de la sociedad del bienestar, de la abundancia, nos desafían sobre quién trae la felicidad a este mundo. La misericordia, la ternura, la cercanía al dolor del pueblo, vencerán algún día a los profetas de una felicidad engañosa y que nunca llega.

4.- EL LARGO CAMINO DE LA INTERIORIDAD

a) Primer Isaías (caps. 1-39). Isaías es sacerdote. Su visa gira en torno al Templo con su formalismo y sobrevaloración del culto. Una profunda experiencia de la santidad de Dios (cap.6) marcará su vida y vocación para siempre. El pueble elegido por ios debe ser santo, alejado de todos loa vicios; el Templo es la expresión de la santidad de dios ue pide un culto verdadero, alejado de toda rutina y comercio; el rey y su corte deben ser ejemplo de la santidad de Dios en sus personas y actuación, lejos de lujos e injusticias. Es muy bello el libro del Emmanuel, especialmente 9,1-6 que la Iglesia hace suyo en Navidad.

b) Segundo Isaías (caps. 40-55) Época del destierro. El imperio babilónico inicia su declive y emerge Ciro. Este profeta es el mejor poeta hebreo. Es el cantor del Siervo de Yavé que anuncia la liberación, el nuevo Éxodo a la Tierra perdida. Dios es el Señor de la Historia, que les guiará hasta la Tierra Prometida. Jerusalén volverá a ser el centro y símbolo de las promesas hechas a David. Contraste entre el pueblo que es cobarde, infiel, pecador, rebelde, frete al Siervo, que es fiel, valiente, inocente, paciente, que expía los pecados de otros. El cautiverio ha sido la providencia de Dios que purifica, ofrece toda su confianza y esperanza-

c) Tercer Isaías ((caps.56-66) Es el profeta del pueblo repatriado, de la restauración, del ideal mesiánico. Es el profeta del optimismo frente a una realidad decepcionante. Jerusalén será la ciudad santa; el Templo volverá a ser el centro del reino mesiánico. En su sencillez frente al esplendor del primer Templo, el Mesías se hará presente en él. El encuentro con Dios en el culto del Templo será luz y esperanza para todos los pueblos. Un pueblo que ha pasado por tantas pruebas, saldrá adelante. La identidad religiosa da pie para mirar con optimismo el futuro. El pueblo judío es un pueblo mesiánico que orientará a toda la humanidad hacia Yavé.

= El Adviento pasa por las experiencias de los tres Isaías con sus sombras y luces. Dios no abandona a su pueblo. Asumir las valores del Emmanuel será el largo camino del Adviento para la persona, la Custodia y la Iglesia.

5.- EL LARGO CAMINO DEL PRECURSOR

= Juan Bautista, consagrado a Dios y lleno del Espíritu Santo desde el seno materno Lc. 1,7.15. Vida austera en el desierto Mt. 3. Maestro, rodeado de discípulos Jn.1, 35 Les enseña a orar Mc.2,18. Predica la conversión para recibir al Mesías Mc. 1,4.cuya expresión es el bautismo en el Jordán. Denuncia el adulterio de Herodes, que le lleva a la cárcel y al martirio. Prepara el mesianismo de Jesús: Jesús es “ mayor” Jn.3,27. “El que bautizará con Espíritu Santo y fuego”Mt.1,8. “El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”Jn.1,29. Juan es el testigo de la Luz, el amigo del Esposo. Pertenecer al Reino es más que ser profeta

= Juan es el profeta del Adviento. Su mensaje incide directamente en nuestras vidas ¿Qué significa para mí, para la fraternidad, para la Custodia, preparar los caminos del Señor? ¿Qué espero yo de Jesús en la Navidad? ¿Qué espera Jesús de mí para ser Emmanuel y Salvador? ¿Qué es pero yo de mis hermanos? ¿Qué esperan los hermanos de mí?

= “Conviene que yo disminuya…”En qué aspectos debo dejar mis protagonismos para que Jesús ocupe la centralidad y sentido pleno de mi vida?

6.- EL CAMINO LLEGA A SU FIN

= La Madre de Jesús: Inmaculada en su Concepción; “Llena de gracia, favorecidísima”; “La esclava del Señor” Lc. 1,26-38. Portadora de Jesús, arca de la Alianza; “Bendita tú que has creído”; “La Madre de mi Señor”; La Hija de Sión que canta la transformación de la historia Lc. 1 30-56. María “Madre del discípulo amado” Jn. 19,25-27. María meditaba todas estas cosas Lc. 2,19

= Por todo esto, María es la mujer del Adviento. Nos enseña y ayuda a orientar toda la persona hacia Jesús, como lo hizo ella. ¿Qué resistencias encuentro? ¿Ha entrado Jersús en ciertas zonas oscuras de mi yo con su luz transformadora?

= María “desborda de gozo… porque el Señor ha hecho en mí maravillas” ¿Tengo conciencia y apoyo mi vida espiritual en los dones preciosos que Jesús está poniendo continuamente en mí y, por lo tanto, ya son míos? No tengo conciencia de ello, pero la fe me dice que es una realidad incontrovertible. ¿Las seguridades de mi vida descansan en la fe o en la inconsistencia de los sentimientos?

= María es”Arca de la Alianza”. Lleva a Jesús donde quiera que va, sobre todo a “la casa de las necesidades” (la de Isabel) y se producen las transformaciones más profundas e inesperada. Somos Arca de la Alianza, sobre todo en la Eucaristías ¿Qué trascendencia misionera doy a esta realidad? María fue “aprisa” a la montaña. ¿Cuáles son mis urgencias? ¿Coinciden con las de María? El Adviento es para revisarlas.

7.- EL LARGO CAMINO DE “ LAS TINIEBLAS DE MI CORAZÓN” HASTA GRECCIO

= Para Francisco, Navidad es misterio de alegría que lo abisma ante la pobreza radical del Hijo que asume nuestra carne. Misterio de amor que llega a despojarse de su realidad divina para hacerse uno de nosotros. Misterio de un Niño Pobre y de su pobrecilla Madre.

= Todo, hasta la naturaleza, queda transido de su Presencia. Ternura, delicadeza, despojo, al descubrir la Presencia santa del Emmanuel.

= Cercanía a las presencias olvidadas del Señor. En el hermano con quien no compagino, en las “piltrafas” humanas que me repugnan, en los hermanos que atacan la religión católica, en los jóvenes que viven una existencia apartada de los valores evangélicos… y tantas presencias olvidadas!!!

= ¡Ven, Señor Jesús!

 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador