Fraternidad de La Inmaculada – Quito, 24 de diciembre, 2016

MENSAJE DE NAVIDAD

UNA NAVIDAD EN SALIDA

¡Sólo hay Navidad si, como Jesús, sales de ti y te encarnas!

En esta Navidad que hoy celebramos, Dios mismo en persona nos urge y nos invita, a salir de nuestro yo, para ir hacia los demás, sobre todo hacia aquellos hombres y mujeres que han pasado a ser los que menos cuentan en nuestro mundo, a fin de que nos acerquemos a ellos llevando el Amor de Aquel que con su misericordia ha tomado nuestra carne y nuestra realidad.

En la visita a las Fraternidades de la Custodia, recién concluidas, donde en casi todas ellas hemos podido celebrar el Retiro de Adviento preparado por nuestro hermano Rodolfo Erburu, hemos podido ver cómo todas las personas que en él aparecen son invitadas por Dios a salir de sí mismas y de su tierra, como requisito indispensable para ser sus discípulos. Y son invitadas a ir hacia realidades de deshumanización para humanizarlas y llevar el mensaje de Dios.

Así vemos a estas mujeres y hombres en salida, hacia donde Dios les dirige. Es un camino largo y dificil, pero lleno de sorpresas y promesas. Son peregrinos, mujeres y hombres de fe que han sentido en sus vidas la llamada de Dios y la han seguido, convirtiéndose en profetas de la salida y de la misericordia. Así vemos a Abraham, Moisés, Elías, Isaías, Juan el Bautista, María y Francisco de Asís.

Todos ellos salen de los lugares donde se encuentran seguros, ya sea la cueva, sus tierras, el templo, el convento, la casa, el colegio, la institución…hacia un campo abierto, donde Dios va con ellos. A veces quieren desistir del camino, porque es dura la soledad, el desierto, la sed, las tinieblas, el desconcierto…pero Dios los sostiene, los guía y los purifica para hacerlos sus verdaderos testigos.

Hoy es Navidad y aunque brillen las luces en los belenes construidos por nuestras manos de artistas, cuidado nos suceda que nos olvidemos del niño Jesús, encarnado, del ser principal que da sentido a la Navidad y que lamentablemente en nuestro mundo burgués y consumista lo hemos sacado a Él y su mensaje de en medio, porque es incómodo para nuestro estilo de vida escasamente comprometido con las causas de los pobres y menores de este mundo.

Que hoy contemplemos en oración profunda el Misterio de un Dios hecho humano y frágil, que se ha hecho salida y ha venido para salvarnos y ayudarnos a Vivir.

Que desde esta Noche y todos los días de este corto tiempo estemos en salida hacia las casas de las familias y personas más pobres y que menos tienen de nuestro medio y compartamos su mesa o, a su vez los traigamos a nuestra mesa y casa para compartir algo de nuestra vida con ellos. Que así mismo llevemos en el recuerdo y en nuestra oración a tantos pueblos desplazados por la guerra, especialmente a los habitantes de Siria, expulsados violentamente de su tierra.

Les dejo con una reflexión profunda que me hizo hace poco mi amiga Magdalena Landázuri y que aún resuena y me cuestiona: “¿A cuántos pobres, indígenas, negros, emigrantes, mendigos, drogadictos, prostitutas has invitado a tu casa a un almuerzo o a un café a lo largo de todo este año 2016 que se acaba?....¿Y así me sigues diciendo que tus principales amigos son los pobres y excluidos y que Jesús vino sobre todo para ellos?...¿Y a quienes vas a invitar a tu mesa para celebrar la Navidad y el año que se acaba en los días próximos?.

Creo que estos cuestionamientos son buenos para nosotros que hemos optado y profesado vivir como pobres y menores, a fin de que el Jesús niño y menor, que se hizo hermano en salida nos de la audacia de su encarnación y nos ponga como Custodia e Iglesia en salida hacia los pobres, donde hoy Él, hecho Dios, niño y menor, esta encarnado y nos espera.

Hno. Adalberto Jiménez OFMCap.

CUSTODIO

 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador