Crónica
de la celebración del 28 aniversario
de la muerte martirial de
Mons. Alejandro Labaka y Hna. Inés Arango
 
Coca (Ecuador) 21 de julio del año 2015
 
Escribo en Coca, con el calor del sol amazónico y el calor misionero del Vicariato de Aguarico. Hoy precisamente, al cumplirse 28 años del gesto heroico de Alejandro e Inés por arriesgar su vida por los tagaeris, ha brillado un sol esplendoroso.

20 de julio: Llegada de los caminantes a Coca
El día 9 de julio, después de recibir el envío de Mons. Jesús Esteban desde el santuario de Guápulo y la bendición del papa Francisco en su visita a Ecuador, se inició la novena Caminata de Quito a Coca, con un trayecto de 368 kilómetros. Los caminantes los han recorrido en 12 etapas, con la consigna: “A evangelizar con alegría: paz, justicia y vida en la Amazonía”. Han escogido, como texto inspirador, la encíclica del papa Francisco “Laudato si”; y en las pancartas se recogían las estrofas del “Cántico de las criaturas” de san Francisco de Asís. Desafiando lluvias y soles tropicales, llegaban a Coca el 20 de julio a mediodía.
También en la Vía Aucas se organizó otra Caminata desde el Helipuerto a Coca en dos etapas, los días 19 y 20 de julio, recorriendo un total de 52 kilómetros. Y una tercera Caminata por la Vía Zorros, durante el día 20 de julio.
Fue emocionante el encuentro de trescientos caminantes ante la tumbas de Alejandro e Inés en la Catedral de Coca. Cansados y felices, cayeron de rodillas sobre la losa de marmol que cubre la sepultura de los Siervos de Dios. Mons. Jesús Esteban Sádaba, obispo del Vicario Apostólico de Aguarico, los recibió, dándoles la bienvenida en nombre de la Iglesia.
Cantos misioneros atronaron el recinto de la Catedral y varios caminantes dieron su testimonio. La primera fue la más joven, de 14 años, que desde Quito ha caminado hasta Coca. Luego hablaron caminantes de Vía Aucas y Zorros. También dio su testimonio el hermano capuchino Darwin Orozco, que junto a los capuchinos Txarly Azcona y Saúl Cadena han animado la Caminata desde Quito.
Concluido el acto de la Catedral, todos los caminantes han sido invitados a un refrigerio en la Casa de cursos “Hermana Inés Arango”. Y de ahí fueron todos a la Unidad Educativa Fiscomisional “Padre Miguel Gamboa” para recibir el almuerzo, elaborado con las manos y el cariño de algunos hermanos del movimiento Juan XXIII.
Tras el descanso reparador, se dieron la oportunidad de reflexionar, evaluar y compartir las experiencias vividas en las tres caminatas, bajo las preguntas “lo que he aprendido, lo que propongo y a lo que me comprometo”. El resultado de este momento de agradecimiento y cuestionamiento se designó a una comisión que elabore el “Mensaje de los Caminantes” que recoja lo vivido y anime a presentes y ausentes a seguir “caminando” en la cotidianidad de nuestras vidas durante este año, hasta la edición número 10 de la Caminata, en el año 2016.
Para la noche, la Fundación Alejandro Labaka y el MACCO (Museo amazónico y centro cultural de Orellana) había preparado un acto cultural con el grupo “Yavirac”, de Quito. Pero las permanentes lluvias en la zona de Papallacta han causado derrumbes en la carretera y por lo que fue imposible su viaje hasta Coca. En su lugar, y con toda la pasión musical y el espíritu de Alejando e Inés, el cantautor católico Juan Morales, deleitó a caminantes, amigos y ciudadanos, recordándonos “que no hay mal que por bien no venga”.

21 de julio: Eucaristía por el 28 aniversario de la muerte de Alejando e Inés
Para comenzar este hermoso día, compartimos un momento de oración y celebración, en torno a “Laudato si”, el espíritu de Alejandro e Inés y nuestro compromiso por fortalecer el “árbol de la vida” y dar vida al “río de la Amazonía”.
Y a las 10 de la mañana todos se han congregado en la Unidad Educativa FM “Padre Miguel Gamboa”. Precedidos por la cruz, se han dirigido a la Catedral, con consignas y cantos misioneros, para celebrar la Eucaristía conmemorativa del 28 aniversario, con la presencia del obispo de San Miguel de Sucumbíos, Mons. Celmo Lazzari y 13 sacerdotes concelebrantes, y presidida por Mons. Jesús Estebaban Sádaba. Hay que destacar que se han hecho presentes varias delegaciones de pueblo indígenas con sus vestimentas y lenguas: Kichwas, Shuar, Waoranis.
Se nos han recordado algunas frases significativas de Alejandro e Inés, en el compromiso por la misión, especialmente en y entre los pueblos no contactados. Durante la presentación de las ofrendas, un hermano shuar y otro kichwua han recibido semillas de todos los asistentes, que siembras en la tierra de la Amazonía su compromiso por “arriesgar la vida por el Evangelio”, como lo hicieron nuestros hermanos mártires, que derramaron su sangre en esta tierra y por estos pueblos, desde la experiencia de fe en Jesucristo. De esta manera, toda la Iglesia del Aguarico se quiere “sembrar” y descubrir las “semillas del Verbo” en nuestra Amazonía. Mientras tanto, con devoción y profundidad se ha ido cantando “sachapi caquimi” en español, shuar y kichwua.
Mons. Jesús Esteban Sádaba ha recordado el espíritu misionero de Alejandro e Inés, hasta arriesgar sus vidas en defensa de los pueblos en aislamiento voluntario de la Amazonia. Ha recordado algunas palabras que pronunció el papa Francisco en su visita reciente al Ecuador y su voz profética de la encíclica “Laudato si”, en defensa de la creación y del estilo de vida que nos dé más vida.
Al finalizar la Eucaristía, en nombre de los peregrinos desde Guápulo, Helipuerto y Magdalena, varios de ellos han dado lectura al “Mensaje de los Caminantes”, para compartir su experiencia, denuncia, peticiones y compromisos durante este año, continuando el espíritu de esta novena caminata.

 
Ágape fraterno en el Vicariato
Los participantes en la Eucaristía de la catedral se han congregado en las instalaciones del Vicariato, para compartir un fraterno y alegre almuerzo. Antes, se realizó la “Rifa” que se ha ido repartiendo durante los cuatro meses últimos por todo el país y que ahora tiene cuatro números premiados –respectivamente- con una computadora, Tablet, Smartphone y libros Cicame
A la celebración del 21 seguirán tres días de reflexión espiritual de los misioneros/as de Aguarico, en el monasterio Nuestra Señora de Guadalupe, sobre el mensaje que deja visita del Papa y sobre su encíclica “Laudato sí”, que animen a la espiritualidad y pastoral misioneras de esta Iglesia amazópnica.
José Antonio Recalde
 

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador