PASTORES CON OLOR A OVEJA

 

A todos los hermanos de la Provincia

y de las viceprovincias

 

Queridos hermanos: Paz y Bien.

El sábado de la tercera semana de Pascua y víspera del Domingo del Buen Pastor, celebramos la fiesta de “la Divina Pastora”, de la Madre del Buen Pastor, patrona de la Provincia.

En aquellos momentos de la historia en los que a María, la Madre del Señor, se le había encumbrado mucho y separado de la gente, fray Isidoro de Sevilla la presentó al pueblo como Madre del Buen Pastor. Ella es signo de la misión de la Iglesia. Situada en medio de las ovejas está atenta al rebaño del Señor. De esta manera, a través de la devoción a la Divina Pastora, quiso acercar el evangelio al pueblo llano mostrando la sencillez y la humildad de la Virgen, que cuida de sus hijos como Pastora del rebaño de Cristo.

En estos últimos meses los medios de comunicación han estado muy pendientes de lo que sucedía en la Iglesia de cara a la elección del nuevo Papa y a sus primeros pasos en su pontificado. En la homilía de la misa crismal del jueves santo, el Papa Francisco decía a los sacerdotes que, “…el que no sale de sí, en vez de mediador, se va convirtiendo poco a poco en intermediario, en gestor. Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor “ya tienen su paga”, y puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón. De aquí proviene precisamente la insatisfacción de algunos, que terminan tristes, sacerdotes tristes, y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con “olor a oveja” –esto os pido: sed pastores con “olor a oveja”, que eso se note…”

Para la celebración del día de la Madre del Buen Pastor os propongo que nos fijemos en el evangelio “que toca”, y no en el elegido por la familia franciscana para celebrar litúrgicamente esta fiesta. En él vemos que Jesús comunica vida. Pero, no por el hecho de estar en su grupo, está garantizada la fe. Hay quienes se resisten a aceptar su espíritu y su vida. “Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y, con todo, algunos de vosotros no creen”. El evangelista dice que «muchos se echaron atrás y no volvieron a ir con él».

Aunque el grupo comienza a disminuir, Jesús no pronuncia ningún juicio contra nadie. En la crisis se revela quiénes son los verdaderos seguidores de Jesús. Únicamente pregunta a quienes se han quedado junto a él: “También vosotros queréis marcharos?”. Es la pregunta que nos hace hoy a nosotros: ¿Qué queremos? ¿Nos hemos quedado para seguir a Jesús, acogiendo su espíritu y viviendo a su estilo? ¿Queremos trabajar en su proyecto? La opción decisiva siempre es ésa: ¿quiénes se echan atrás y quiénes permanecen con él? ¿Quién está a favor y quién está en contra de su proyecto?

La respuesta de Pedro que leemos en las últimas líneas del evangelio, es emocionante. «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna».

 A lo largo de este año, y en la provincia de manera especial el último fin de semana de abril, vamos a recordar a un hermano y pastor especial y a una hermana que murieron hace veinticinco años en plena selva ecuatoriana: Alejandro Labaka e Inés Arango. Todos estamos convocados para participar en el Congreso que se celebrará en El Pardo del 26-28 de abril. A ellos podemos aplicarles sin ninguna duda esa expresión y deseo del Papa: vivieron y murieron con “olor a oveja”, por esas ovejas que deseaban defender, proteger y cuidar.

 Ellos nos recuerdan que la “forma de ver” propia de la fe no es la del espectador indiferente a quien todo le da igual; mucho menos, la de quien vive juzgando o condenando el mundo en que vivimos. La del creyente en Jesús ha de ser siempre una mirada bondadosa, compasiva y comprometida.

Que nuestra Madre del Buen Pastor nos ayude a parecernos un poco más a su Hijo, el Buen Pastor, que no “huye” ante las dificultades ni “abandona” a sus ovejas. Al contrario, está junto a ellas, “huele a ellas”, las defiende, se desvive por ellas y expone su vida buscando su bien.

Que disfrutéis de este día y de este tiempo de Pascua.

 

Madrid, 11 de abril de 2013 

 

Hno. Benjamín Eceverría

Provincial de España

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador