¿QUÉ DICE EL PAPA FRANCISCO

SOBRE LA VIDA CONSAGRADA?

 

1. UNA LLAMADA A MIRAR LA VIDA

El Papa Francisco, desde el inicio de su Pontificado, ha manifestado en múltiples ocasiones el cariño especial que tiene por la Vida Consagrada y el cuidado particular que le dedica. Pero además, es importante señalar que cuando el Francisco habla de la VC o a la VC, lo hace desde dentro porque es uno de nosotros, y nos habla con el cariño fraterno del que conoce, ama y vive aquello de lo que habla. Este cariño especial lo ha mostrado, de forma muy clara no solo con sus numerosos encuentros con los consagrado-as a distintos niveles, sino también y sobre todo convocando desde el inicio de su pontificado este Año de la Vida Consagrada que estamos celebrando. Y para la vida Consagrada del Ecuador es un doble regalo el recibirlo en el país en el transcurso de este nuestro año, viaje durante el que tendremos un encuentro especial con Él. Esperamos con grandes deseos este encuentro para acoger las palabras y los gestos que nos compartirá. Preparémonos ya, desde ahora, reflexionando a partir de algunos mensajes que ya nos ha dirigido en estos últimos meses.

2. UNA LLAMADA A DEJARNOS ILUMINAR

Es difícil elegir entre las numerosas y fecundas palabras que el papa nos ha dirigido a los religiosos, he aquí algunas que nos lanzan varios desafíos:

Desafío ser sincero/as y huir de la hipocresía:

  • En el encuentro con los Superiores Mayores: “Es preciso evitar cualquier forma de hipocresía a través de un diálogo franco y abierto sobre todos los aspectos de la vida”.
  • Con los Superiores Mayores denuncia especialmente la hipocresía que puede tener lugar en la formación cuando prevalece la tentación del “clericalismo”: el ocultamiento de las propias ideas y convicciones en el formando, a la espera de terminar la “carrera”.

Desafío de priorizar la experiencia de fe como fuente de sentido y la dimensión contemplativa en la vida religiosa y en cada consagrado.

  • “Jamás cerrados y siempre abiertos al Dios que nos habla”. “Cultivemos la dimensión contemplativa, incluso en la vorágine de los compromisos más urgentes y duros. Cuanto más les llama la misión a ir a las periferias existenciales, más unidos han de estar en su corazón a Cristo, lleno de misericordia y amor”. “Que en el centro esté solo Jesucristo” “El riesgo del activismo, de confiar demasiado en las estructuras, está siempre al acecho”. La vocación religiosa “no es un oficio”.
  • “¿Me identifico con aquellos que ya estaban organizando su vida sin él, como los discípulos de Emaús?”. “¿Me identifico con los que huyeron por miedo abandonando al Maestro?”.
  • A los novicios y novicias: “La evangelización se hace siempre de rodillas. Sean hombres y mujeres de oración”.
  • Un tema preferente del Papa es que sólo esta dimensión contemplativa y este cultivo de la fe y de la unión a Jesucristo puede garantizar la verdadera alegría..
  • Carta con motivo del año de la VC : “Que sea siempre verdadero que donde hay religiosos haya alegría… que seamos capaces de mostrar que Dios es capaz de colmar nuestros corazones y hacernos felices”. Esta felicidad se alimenta de la comunidad y de la misión en medio de las dificultades y la debilidad.
  • A los Seminaristas: La promoción vocacional debe consistir en que “nos vean como hombres y mujeres felices”. “No hay santidad en la tristeza”. “La raíz de la tristeza en la vida pastoral está precisamente en la falta de paternidad y maternidad”.
  • Encuentro con los Superiores Mayores : “No confundir el carisma con las obras o funciones; las obras pasan, el carisma, no”.

El desafío de la misión profética desde la experiencia comunitaria de comunión

  • Carta con motivo del inicio del año dedicado a la VC en la que señala como objetivos “mirar el pasado con gratitud, vivir el presente con pasión y abrazar el futuro con esperanza. “Mirar el pasado con gratitud”: no para cultivar vanas nostalgias, sino para mantener viva la identidad, para fortalecer la unidad familiar y descubrir nuestras incoherencias. “Vivir el presente con pasión”: tener el Evangelio como vademécum en la vida cotidiana, para lo cual hay que leerlo, meditarlo y ponerlo en práctica, sobre todo siendo expertos/as en comunión. “Vivir el futuro con esperanza”: en medio de las dificultades actuales (escasez de vocaciones, edad, irrelevancia social…). Nuestra esperanza está puesta en aquel de quien nos hemos fiado. “No debemos ceder a las tentaciones de los números, de la eficiencia y de las propias fuerzas”.
  • Hablando de la Presentación de Jesús en el Templo: “Los jóvenes son los observantes y los ancianos son los profetas. Hoy en la vida consagrada deben encontrarse jóvenes y ancianos” “Las personas consagradas son un signo de Dios en los diferentes ambientes de la vida, levadura para una sociedad más justa y fraterna, profecía”.
  • Citando a Benedicto XVI, Francisco insiste: “Ante una persona consagrada que vive plenamente su vida, la gente se pregunta: ¿Qué pasa aquí? ¿Qué lleva a estas personas más allá del horizonte humano?”
  • En la vigilia de inauguración del año de la VC: “Despierten al mundo, despierten al mundo”. “Pongan a Cristo en el centro de su existencia”. “Sean memoria viviente del modo de ser y actuar de Jesús”. “Sean exégesis viviente del Evangelio”. “Los miembros de la vida consagrada son hombre y mujeres que pueden despertar al mundo. La vida consagrada es profecía. Dios nos pide que dejemos el nido que nos arropa y que salgamos a los confines del mundo”.
  • Carta con motivo del inicio del año dedicado a la VC : “Con la alegría del Evangelio los religiosos/as a despertar al mundo, a ser profetas” “Tengan el valor de ir contra corriente de esta cultura eficiencista, de esta cultura del descarte.
  • A la Conferencia italiana de Superiores Mayores: El encuentro y la acogida de todos, la solidaridad es una palabras que la están escondiendo en esta cultura”. “El anuncio del Evangelio es un signo de contradicción”.
  • A los Superiores: “La educación hoy es misión central, central, central”. “Hemos de ser profetas, no jugar a serlo”. “La verdadera profecía nunca es ideología”. “Los obispos deben entender que los religiosos/as no son funcionarios, instrumentos útiles” . “Jamás un religioso debe renunciar a la profecía”. “Dejen la comodidad y atrévanse a llevar el evangelio a todas las periferias”…
  • A los Salesianos: “La comunidad sostiene la misión”
  • A las Conferencia Italiana de Institutos Seculares : “La pasión misionera aleja el riesgo de quedarse estancados en el individualismo”.
  • “Si alguien no consigue vivir en fraternidad, no puede vivir en la vida religiosa”. “La fraternidad religiosa es una experiencia que va más allá de los conflictos”. “Formen el corazón, de lo contrario formarán monstruos”.. “Sed alegres” y contagiad alegría. “Sed valientes” y “con la fuerza del Espíritu que os acompaña id por los caminos del mundo y mostrad el poder innovador del Evangelio”. “Sed hombres y mujeres de comunión”.
  • Homilía en Corea:. “Están llamados a ser expertos en la misericordia divina precisamente a través de la vida comunitarias”
  • A los Superiores : En la formación “no se debe pensar solo en el crecimiento personal, sino en el Pueblo de Dios” “No se debe formar solo administradores, sino compañeros/as de viaje”. “La formación es una obra de arte, no una acción policial”.

El desafío de la misión entre los pobres y excluidos.-

  • “Un pensamiento a menudo recubierto con un traje hermoso de libertad y respeto, amenaza con socavar los fundamentos de la vida consagrada”: Y apunta a un estilo de vida neo-liberal y consumista, adaptado a esta sociedad del bienestar.
  • Y su insistencia machacona en ir a las periferias. “Ustedes forman parte de la Iglesia pobre y en salida que sueño”.
  • A los Superiores: “Sólo se entiende la realidad cuando se la mira desde la periferia” “Dejen la comodidad y atrévanse a llevar el Evangelio a todas las periferias”. “El fantasma que se debe combatir es la imagen es la vida consagrada entendida como refugio y consuelo ante el mundo externo difícil y complejo”
  • Carta con motivo del inicio del año dedicado a la VC: “Hay una humanidad que espera… personas que han perdido toda esperanza… No nos podemos asfixiar por las pequeñas riñas de casa o por problemas personales… Estos se resuelven si vais fuera a ayudar a los otros, a resolver sus problemas y a anunciar la buena noticia. Encontraréis la vida dando vida” . Todo esto se debe traducir en gestos concretos: “acogida a refugiados, cercanía a los pobres, creatividad en la catequesis, anuncio del Evangelio, iniciación en la oración… reutilización de las grandes casas en favor de obras que respondan más a las actuales exigencias de la evangelización y la caridad”. “Salid de vuestro nido hacia las periferias del hombre y la mujer de hoy… El encuentro con Cristo les empujará al encuentro con los otros, con los más necesitados, los más pobres”…
  • Es necesario llegar a las periferias que esperan la luz del Evangelio. Hay que habitar las fronteras. Esto pedirá vigilancia para descubrir las novedades del Espíritu, lucidez para reconocer la complejidad de las nuevas fronteras, discernimiento para identificar los límites y la manera adecuada de 6 insertarse en la realidad “tocando la carne de Cristo que sufre en el pueblo” (En la Vigilia)

El desafío de la inculturación, de la interculturalidad y de la inter- congregacionalidad.

  • A los Superiores Mayores : “Hay que replantear la inculturación del carisma. La Iglesia, como en el caso de Mateo Ricci, debe pedir perdón y considerar con vergüenza los fracasos apostólicos a causa de malentendidos en este campo. El diálogo intercultural debe impulsar la entrada en el gobierno de los institutos religioso de personas de diferentes culturas que expresan distintas formas de vivir el carisma”
  • “La fraternidad presupone la aceptación de las diferencias y los conflictos”.
  • “Ha cambiado mucho la geografía de la vida religiosa. Todas las culturas tienen la capacidad de ser llamadas por el Señor”.
  • A los Superiores Mayores : “El carisma no es una botella de agua destilada… Hay que vivirlo con energía, releyéndolo culturalmente. Es preciso inculturar el carisma. No es una simple adaptación folclórica a las costumbres”. Se trata de una cuestión de mentalidad, de modo de pensar.
  • Carta con motivo del Año de la VC insiste en la necesidad de la inter-congregacionalidad: “¿No podría ser el año de la VC la ocasión para salir con valentía de los confines del propio Instituto y elaborar juntos proyectos comunes de formación, de evangelización, intervenciones sociales...? Así superaremos “la enfermedad de la auto-referencialidad”

3. UNA LLAMADA A ACTUAR EN LO COTIDIANO

Acojo estas palabras del Papa Francisco como una Buena Noticia para la Vida Consagrada. Son palabras verdaderas que están dispuestas a generar vida nueva en los múltiples contextos en los que nos movemos.

Por eso, nos hacen reflexionar y preguntarnos cómo vamos a dejar que desarrollen todo su dinamismo apostólico y evangelizador:

 

1) A qué me compromete

2) Cómo puedo compartir esta experiencia con otros-as

3) ¿Qué le quiero decir al Papa Francisco?

 

y tú, ¿qué le dices al Papa sobre la Vida Consagrada?
Escribe tus reflexiones aquí abajo, marcando "escribir un comentario"

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador