Solidaridad con las escuelas necesitadas de la Frontera Norte.

Hoy 25 de febrero, miércoles de ceniza, comienza la campaña Cuaresmal de Solidaridad MUNERA, que la Iglesia en el Ecuador realiza desde 1976.

Este año la Campaña Múnera estará destinada a las escuelas pobres de la frontera norte,  para mejorar su infraestructura, promover la calidad de los medios e insumos educativos, respaldar la cualificación y el trabajo diario de los maestros.  Esto constituirá un  respaldo al trabajo pastoral y educativo que durante varios años lleva adelante la Iglesia en esa zona.

 

El día de  hoy, inicio de la cuaresma, el Evangelio de Jesús nos invita a la solidaridad, a provocar en nosotros y en nuestras comunidades un auténtico compromiso de vida con  quienes más necesitan: los pobres, los enfermos, los ancianos, los niños que llaman a nuestra puerta y golpean  nuestra conciencia. En esta cuaresma cada cristiano, cada comunidad, tiene la oportunidad de acercarse, tocar y cargar con el dolor del hermano tantas veces abandonado y  MÚNERA  nos da la posibilidad de hacer algo que vaya más allá de las palabras,  en esta campaña 2009 nos invita a  ser solidarios con las pequeñas escuelas de la frontera Norte.

A pesar de tantos esfuerzos realizados, todavía la situación educativa en las zonas rurales del país se muestra llena de deficiencias y de necesidades. A ello hay que añadir la problemática específica de las jurisdicciones eclesiásticas en la frontera Norte: Esmeraldas, Tulcán, Sucumbíos y Coca,  lugares a los que cada día se atiende a miles de desplazados que huyen de la violencia y enfrentan tantas dificultades de integración social, problemas de narcotráfico. A esto se suma la falta de  recursos, que afecta de forma evidente  la calidad de la tarea educativa,  de nuestras niñas y niños empobrecidos.

Aunque MUNERA sea sola una gota de agua en medio de un océano de necesidades, es un esfuerzo de la Iglesia en el Ecuador para motivar a la solidaridad a todos los fieles a imitación de Cristo que dio su propia vida para que nosotros tuviéramos vida en abundancia.  Es también una ocasión propicia para poner por obra el amor al prójimo.

Secretaría General de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana

Eres el Visitante:visitas

Záparos N50-60 y Cristóbal Sandoval - Telfs: 593 2 3302 373 / 2441 828 - Quito • Ecuador